15 detenidos por estafar más de tres millones de euros a 1.200 clientes bancarios.

15 detenidos por estafar más de tres millones de euros a 1.200 clientes bancarios.

SALAMANCA, 24 Oct.

La Guardia Civil ha llevado a cabo la detención de seis individuos en Barcelona, pertenecientes a una organización criminal acusada de estafar a más de 1.200 clientes de banca electrónica, por un valor total de más de tres millones de euros.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, anunció en una conferencia de prensa en Salamanca que los acusados utilizaban la técnica conocida como 'Smishing', la cual consiste en enviar mensajes masivos de texto que incluyen enlaces fraudulentos a páginas web de bancos en línea. Además, también solían hacer llamadas telefónicas haciéndose pasar por representantes de los bancos para obtener segundas autenticaciones y así acceder a las cuentas bancarias de las víctimas.

Estas detenciones se realizan como parte de la segunda fase de la operación, siendo las nueve primeras detenciones efectuadas en provincias como Toledo, Ciudad Real, Badajoz, Murcia y Valencia, además de cuatro registros en Barcelona.

La investigación se inició en agosto de 2022, después de que la Guardia Civil recibiera denuncias de dos personas en las localidades de Vitigudino y Babilafuente (Salamanca) que reportaron transferencias bancarias no autorizadas en sus cuentas.

A medida que las investigaciones continúan, se ha descubierto que un total de 80 personas en la provincia de Salamanca fueron afectadas por este mismo tipo de fraude, junto con más de 1.200 víctimas en otras localidades de toda España, como Dos Hermanas (Sevilla), Elche (Alicante), Lugo de Llanera (Asturias), Linares (Jaén), A Estrada (Pontevedra), Las Rozas, Torrejón de Ardoz Colmenar Viejo (Madrid) y Haro (La Rioja).

En la primera fase de la operación, las autoridades lograron desmantelar la red económica utilizada por la organización criminal, la cual operaba mediante la circulación de dinero a través de diversas cuentas internacionales hasta que este desaparecía en carteras privadas de criptomonedas, según la señora Barcones.

Posteriormente, los investigadores se centraron en los "cabecillas" de la organización criminal, quienes eran los responsables directos de las estafas y conformaban una estructura "tecnológica". Estas personas contaban con los recursos y conocimientos técnicos necesarios para llevar a cabo los envíos masivos de mensajes de texto maliciosos y para suplantar las líneas telefónicas utilizadas en las estafas.

Además de eso, tenían el control sobre el dinero transferido ilícitamente a las cuentas bancarias, el cual era luego movido a carteras privadas de criptomonedas.

Tags

Categoría

Castilla y León