Acusaciones contra Quiñones: Se denuncia incumplimiento de normativas al eliminar inesperadamente agentes medioambientales de guardia

Acusaciones contra Quiñones: Se denuncia incumplimiento de normativas al eliminar inesperadamente agentes medioambientales de guardia

VALLADOLID, 22 Oct. - La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha acusado al consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suarez-Quiñones, de incumplir la normativa estatal de agosto de 2022 sobre el operativo preventivo de incendios forestales al decidir "por sorpresa" que "no haya ningún agente medioambiental de guardia" en Castilla y León.

El sindicato ha criticado en un comunicado que la Junta "suprima las guardias de agentes medioambientales y deje sin operatividad los centros de mando contra incendios" y desde el pasado 20 no haya ningún agente medioambiental de guardia en Castilla y León, "lo que es una temeridad, una irresponsabilidad y un escándalo".

"Esto supone que -durante ese tiempo de la guardia- no haya nadie que pueda acudir al lugar del fuego, informe de la situación o se haga cargo de la dirección de la extinción", ha advertido CSIF.

La normativa estatal de agosto de 2022 sobre el operativo preventivo de incendios forestales obliga a las autonomías a "dotarlo de recursos suficientes y de manera permanente" y esos agentes medioambientales "son los primeros intervinientes en el protocolo antincendios" puesto que valoran los conatos de fuego que se produzcan y afrontan su extinción en esos primeros momentos, solicitando los recursos materiales y personales que considera convenientes.

Si hasta ahora, los agentes medioambientales tenían que cubrir en una guardia hasta cinco comarcas, en algunos casos, "algo incomprensible", "ya hoy no habrá nadie a quien llamar ante una emergencia derivada del 1-1-2. No sólo por los incendios forestales, también en la localización de personas desaparecidas o accidentadas en el medio natural".

Por otra parte, la Consejería "se salta a la torera su propia legislación, cuando este mismo año, en el mes de abril, aprobaron mediante decreto ley que las instalaciones que alberguen los centros provinciales y autonómico de mando del operativo de prevención y extinción de incendios forestales estuvieran funcionando a tiempo completo durante todos los días del año", ha lamentadio CSIF.

Después de seis meses de moratoria de esa normativa, ocurre que esos centros de mando permanecen cerrados porque desde el 16 de octubre no hay seguridad en los edificios de la Junta donde están y "se cierran en torno a las 19.00 hasta el día siguiente a las 7.00".

En este sentifo, CSIF ha alertado de que también la Consejería de Quiñones "ha quitado las guardias a los técnicos de esos centros de mando, y solo las mantiene los fines de semana".

Asimismo, el pasado 1 de junio, que se celebró la última reunión de la mesa técnica para la revisión del operativo de lucha contra incendios forestales, "donde no se ha conseguido el más mínimo avance", el sindicato independiente ha afirmado que "ni se ha recibido convocatoria, ni documentación alguna que muestre la más mínima intención de negociar por parte de los responsables de la Consejería de Medio Ambiente".

Por ello, CSIF ha hecho un llamamiento a Suárez-Quiñones, "para que acabe con la sinrazón del operativo flexible y negocie su refuerzo, mejora y estabilidad a lo largo de todo el año, porque la gestión actual resulta claramente insuficiente e ineficaz".

Las únicas actuaciones llevadas a cabo por la Consejería, hasta el momento, insiste CSIF, son la formalización de contratos para el aumento de la privatización del operativo, gracias al tan aireado Dialogo Social, dotando autobombas de doble cabina o externalizando puestos de dirección de extinción y de investigación de incendios.

"Algo totalmente contrario al objetivo de apostar por un operativo 100% público y dotado suficientemente", ha zanjado CSIF.

Tags

Categoría

Castilla y León