24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Alerta por inundaciones en Burgos debido al aumento del caudal de los ríos.

Alerta por inundaciones en Burgos debido al aumento del caudal de los ríos.

En Burgos, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Roberto Sáiz, ha anunciado a primera hora del martes, 27 de febrero, que se ha activado la situación 1 de la fase de emergencia del Plan de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones de la Comunidad Autónoma de Castilla y León (INUNCYL) debido a las posibles crecidas de los ríos de las cuencas del Ebro y del Duero.

El Gobierno autonómico ha tomado esta medida en base al nivel actual de los ríos, al caudal que presentan, a la cantidad de nieve acumulada, a la situación de presas y embalses, así como a las previsiones meteorológicas recientes.

Además, se ha comunicado que el delegado territorial, en su rol de director del INUNCYL, mantiene una comunicación constante con las administraciones pertinentes.

Las zonas más vulnerables pertenecen a la Confederación Hidrográfica del Duero, como el río Arlanza, y de la Confederación Hidrográfica del Ebro, como los ríos Omecillo, Trueba, Jerea y Nela, donde ya se ha superado el nivel de aviso amarillo.

Ante la posibilidad de inundaciones, la Agencia de Protección Civil aconseja seguir ciertas recomendaciones como informar de la situación al 112, retirar muebles y objetos del exterior de las viviendas que puedan ser arrastrados por el agua, desconectar aparatos eléctricos, abandonar la vivienda si es necesario y dirigirse a un lugar seguro, evitando permanecer en sitios bajos o subterráneos.

Si se encuentra en un vehículo, es recomendable circular por rutas principales y autopistas, disminuir la velocidad, no estacionar cerca de ríos, barrancos o torrentes, y evitar cruzar cursos de agua en caso de inundaciones. Si el agua sube en la carretera, es importante estar preparado para abandonar el vehículo y dirigirse a puntos más altos.

En caso de inundaciones en la calle o en la montaña, se aconseja localizar los puntos más elevados y dirigirse hacia ellos, alejándose de las bases de colinas para evitar quedar atrapado por el agua que desciende por las laderas.