24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Descubren grafiti medieval que revela vínculo entre catedrales de Cuenca y Burgos

Descubren grafiti medieval que revela vínculo entre catedrales de Cuenca y Burgos

La Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca, bajo la dirección de Miguel Ángel Álvarez, busca expandirse para acercarse más a los conquenses y visitantes.

CUENCA, 3 Abr. (De María Mencías para EUROPA PRESS) -

Un hallazgo sorprendente ha salido a la luz en la Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca, donde han sido descubiertos unos "grafitis escondidos" en el cimborrio que coinciden con los planos arquitectónicos de la girola de la Catedral de Burgos, según expertos. Este hallazgo se remonta a la obra de rehabilitación del claustro y la torre del cimborrio en 2009, pero ha sido revelado recientemente.

Después de una extensa investigación, arqueólogos y profesionales a cargo de la restauración defienden la teoría de que el arquitecto responsable de la segunda fase de la Catedral de Cuenca es quien también diseñó la Catedral de Burgos, debido a la similitud y equivalencia de los planos encontrados.

El arqueólogo e historiador Santiago David Domínguez detalla que los dibujos fueron revelados al desmontar las maderas en el cimborrio, tras la caída de la torre del Ángel a principios de siglo. Estos revelaron un plano grabado que coincidía con la cabecera de una iglesia con girola, idéntica a la de la Catedral de Burgos.

Según Domínguez, el maestro arquitecto que lideró la segunda fase de la Catedral de Cuenca en el siglo XIII es desconocido, pero el obispo Mateo Reinal, quien estuvo a cargo del proceso en Cuenca antes de pasar a Burgos, podría haber desempeñado un papel clave en este descubrimiento.

El grafiti en la catedral cuencana podría indicar que el Maestro Enrique, arquitecto de la Catedral de Burgos, también estuvo involucrado en la construcción de la Catedral de Cuenca, estableciendo así un vínculo entre ambas edificaciones.

Este descubrimiento revela una historia desconocida y aporta un valioso testimonio a la Historia del Arte y la Arquitectura Medieval de Castilla, enriqueciendo la narrativa de la Catedral de Cuenca.

Además de este importante hallazgo, otros dibujos encontrados en el cimborrio durante la rehabilitación han revelado diseños geométricos y otras inscripciones, aunque el plano de la girola de la Catedral de Burgos destaca como el más relevante.

La Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca tiene una historia fascinante que se remonta a la Conquista Cristiana, mientras que sus ruinas islámicas subyacentes muestran una evolución arquitectónica única.

La estructura colgante y la ampliación de la catedral a lo largo de los siglos han permitido la creación de capillas adicionales y una conexión con la muralla de la ciudad, lo que da cuenta de la complejidad arquitectónica del lugar.

Este sorprendente descubrimiento promete atraer a más visitantes a la catedral conquense, que bajo la dirección de Miguel Ángel Álvarez, busca dar a conocer sus tesoros ocultos y promover un mayor interés por su historia y arquitectura.