24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Desmantelan red de estafadores que engañaba a personas mayores en Valladolid

Desmantelan red de estafadores que engañaba a personas mayores en Valladolid

Un miembro de una banda delictiva simulaba ser un empleado de una empresa de servicios y exigía el pago de deudas a las víctimas.

VALLLADOLID, 22 Mar.

La Policía Nacional ha arrestado a un individuo e investigado a otros dos por formar parte de un grupo criminal que se dedicaba a estafar a personas vulnerables de edad avanzada, incluyendo una en Valladolid, según informaron fuentes policiales a Europa Press.

En abril de 2023, se presentó una denuncia en la comisaría de distrito de Delicias de Valladolid por parte de los responsables de una empresa vallisoletana que se especializa en la comercialización de suministros de luz, gas y telefonía.

Al parecer, alguien que decía ser empleado de la empresa estaba utilizando sus líneas para hacer llamadas telefónicas a través de voz IP con el objetivo de contactar a personas mayores y estafarlas al contratar estos servicios.

El Grupo de Ciberdelincuencia de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Valladolid comenzó una investigación para determinar la forma en que operaban los estafadores y para identificar a los responsables.

El procedimiento utilizado por la organización consistía en llamar a clientes de empresas de suministros que se habían cambiado recientemente de compañía y decirles que tenían una deuda pendiente por incumplir un supuesto contrato de permanencia con su anterior proveedor.

Luego, exigían un pago urgente y les prometían un reembolso si lo efectuaban de inmediato. El estafador que hacía las llamadas era un ex empleado de una empresa del sector que conocía muy bien su funcionamiento, lo que le ayudaba a ganarse la confianza de las víctimas, en su mayoría personas mayores vulnerables con pocos conocimientos bancarios.

Para hacer las llamadas más creíbles, los criminales usaban la conexión a internet de la empresa vallisoletana, haciendo que las víctimas creyeran que hablaban con un operador legítimo al ver el número de la llamada en sus terminales.

Como resultado de las investigaciones, se identificaron siete víctimas que cayeron en la estafa, mayormente personas mayores vulnerables en Barcelona, Tarragona, Valladolid y Madrid.

Las pesquisas condujeron a la identificación de los tres integrantes del grupo criminal, uno de los cuales hackeó las comunicaciones de la empresa vallisoletana para realizar las llamadas, mientras que los otros dos eran responsables de las cuentas bancarias donde recibían el dinero estafado.