24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

"El arte de confeccionar hábitos cofrades: una labor artesanal que merece ser promovida y protegida"

En Valladolid, el hábito cofrade, símbolo arraigado en la tradición de la Semana Santa, es objeto de un meticuloso proceso artesanal que requiere de dos meses de dedicación. Este trabajo tan específico, es fundamental de fomentar y preservar, ya que cada vez hay menos profesionales especializados en esta labor.

Jorge Ramírez, vallisoletano de 37 años, sastre, modista, florista y cofrade, se ha dedicado durante más de una década a confeccionar hábitos para diversas cofradías de la ciudad como La Piedad, Jesús Nazareno y la Vera Cruz.

Inicialmente, Jorge se adentró en este arte artesanal al enterarse de la necesidad de elaborar hábitos en su cofradía La Piedad, debido a la jubilación de los profesionales que anteriormente se encargaban de esta tarea.

El proceso de creación de los hábitos cofrades se intensifica en los dos meses previos a la Semana Santa, en los cuales el taller de Ramírez se llena de telas como la sarga negra, la tela de terciopelo morada, y el hilo morado, entre otros materiales característicos de cada cofradía.

En su taller, ubicado en la calle Moradas, Jorge lleva a cabo la toma de medidas, el patronaje, las pruebas y el bordado de los detalles, dedicando horas a cada hábito para garantizar su calidad y singularidad según las particularidades de cada hermandad.

Además de confeccionar una media de 15 hábitos completos por temporada, Jorge complementa su negocio con una floristería llamada 'La flor de la Campiña', ya que la confección de hábitos cofrades no es suficiente para sustentarse económicamente a lo largo del año.

En ese sentido, Jorge observa una escasez de profesionales especializados en la confección de hábitos cofrades, lo cual considera necesario fomentar y preservar, al igual que otros aspectos vinculados al mundo cofrade de Valladolid.

Por otro lado, Jesús Muñumer, junto a su hermano, regentan el establecimiento Artesanía Jorge Guillén, donde durante los dos meses previos a la Semana Santa se elaboran hábitos de varias cofradías como la Cofradía de la Sagrada Pasión de Cristo, las Siete Palabras y la Hermandad de Jesús Atado a la Columna, entre otras.

En este establecimiento, conformado por tres personas, se confeccionan entre 20 y 40 hábitos por temporada, con un precio que varía dependiendo de los materiales y adornos empleados, yendo de entre 100 a 200 euros por hábito completo.

Ambos sastres coinciden en la importancia de complementar la confección de hábitos con otras actividades ante la limitada demanda concentrada en dos meses al año, sin embargo, creen que los profesionales especializados en esta labor perdurarán gracias a su conocimiento de las particularidades de cada cofradía.

En una Semana Santa que aglutina a numerosos jóvenes y menores, estos artesanos celebran el interés de las nuevas generaciones por mantener viva esta tradición cofrade en Valladolid, una de las más destacadas en España.

Desde sus talleres, Jorge Ramírez y Jesús Muñumer animan a sentir la pertenencia a una cofradía como un hogar, más allá de las prácticas religiosas, demostrando que el arte de la confección de hábitos cofrades es una parte esencial y en constante evolución de la Semana Santa vallisoletana.