24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

El jefe de la UEI habría sido alcanzado por el disparo del 'Chiqui' incluso con protección.

El jefe de la UEI habría sido alcanzado por el disparo del 'Chiqui' incluso con protección.

La Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil desplegada en Santovenia de Pisuerga (Valladolid) en julio de 2022 se encontró con una situación dramática. Pablo Antonio S.H. ('Chiqui') disparó y mató a un vecino antes de atrincherarse en su casa y acabar con la vida del jefe de la UEI al dispararle a través de la puerta. Los agentes han señalado que la munición utilizada por el criminal era tan letal que ningún blindaje podía detenerla.

En declaraciones ante el tribunal, tres miembros de la UEI explicaron que el arma que 'Chiqui' utilizó estaba cargada con balas de calibre 7.62, un proyectil de gran tamaño catalogado como de guerra. A pesar de llevar equipo de protección, los agentes admitieron que este no habría sido suficiente para evitar la tragedia cuando el jefe de la UEI recibió el impacto mortal en la cabeza.

Los guardias también destacaron la extrema peligrosidad de la munición, capaz de atravesar paredes. Ante la amenaza constante del tirador, los agentes se vieron obligados a tomar medidas extremas de protección mientras intentaban negociar con él.

En el juicio se han escuchado testimonios impactantes, como el de la hijastra de 'Chiqui', quien acusó a su exnovio de simular su secuestro durante el trágico suceso. La joven reveló conflictos previos entre su padrastro y el vecino fallecido, complicando aún más la situación.

El proceso judicial avanza y se espera que las próximas sesiones estén centradas en pruebas periciales. Las posibles condenas para 'Chiqui' van desde los 84 años de cárcel solicitados por la familia del agente fallecido, hasta los 58 años requeridos por la fiscalía por los dos asesinatos cometidos.

Además de las acusaciones oficiales, el juicio cuenta con la presencia de acusaciones particulares de familiares de las víctimas, quienes buscan justicia por los terribles eventos ocurridos en Santovenia de Pisuerga. El defensor del encausado, por su parte, reconoce parte de los cargos pero niega otros, dando lugar a un proceso judicial emocionalmente cargado y lleno de detalles impactantes.