24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

El nuevo decreto en CyL agiliza el proceso para las familias numerosas, eliminando la necesidad de renovar su condición cada cinco años.

El nuevo decreto en CyL agiliza el proceso para las familias numerosas, eliminando la necesidad de renovar su condición cada cinco años.

VALLADOLID, 13 de octubre de 2023 - La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León ha propuesto un nuevo decreto que cambia el procedimiento de renovación de la condición de familia numerosa. Según la regulación actual, las familias numerosas deben renovar su condición cada cinco años. Sin embargo, con el nuevo decreto, el reconocimiento de familia numerosa será determinado por las características específicas de cada núcleo familiar, lo que significa que no será necesario renovarlo a menos que cambie la situación. Esta nueva medida permitirá que la condición de familia numerosa se mantenga vigente hasta que el hijo menor cumpla 26 años.

El proyecto de decreto también establece períodos de vigencia más cortos o sujetos al cumplimiento de ciertos requisitos en casos especiales. Por ejemplo, para los ciudadanos de terceros países que no son de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, se tomará en cuenta el período de residencia legal en España de todos los miembros que califiquen para el reconocimiento de la condición de familia numerosa.

Cuando la condición de familia numerosa se determine según los ingresos anuales, se realizará una revisión anual. Además, el período de cinco años se mantendrá para aquellos núcleos familiares en los que solo haya hijos o hermanos con discapacidad permanente o incapacidad para trabajar.

Otra novedad del proyecto de decreto es la modernización del procedimiento, que pasará a ser completamente electrónico en todas sus fases, a diferencia del decreto anterior de 2011.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades desarrollará una aplicación informática específica para simplificar la gestión del procedimiento y evitar trámites innecesarios para las familias. Esto permitirá a la administración verificar automáticamente el cumplimiento de los requisitos por parte de los beneficiarios.

El proyecto de decreto ya está disponible para consultar en el Portal de Gobierno Abierto de la Junta de Castilla y León, y se podrá presentar alegaciones hasta el 21 de octubre de 2023.

Un total de 34.139 familias se verán beneficiadas por este decreto, de las cuales, 29.518 se clasifican en la categoría general y 4.621 en la categoría especial. La condición de familia numerosa se aplica a aquellas familias compuestas por al menos un ascendiente y tres hijos o más. Sin embargo, también hay otras situaciones en las que se considera que el núcleo familiar tiene la condición de familia numerosa. Por ejemplo, las familias formadas por uno o dos ascendientes y dos hijos, siempre que uno de ellos tenga una discapacidad igual o superior al 33% o esté incapacitado para trabajar.

Otro grupo que se beneficia de esta condición son aquellas familias con dos hijos y dos ascendientes, si ambos ascendientes tienen una discapacidad reconocida del 33%, están incapacitados para trabajar o si la discapacidad de uno de ellos es igual o superior al 65%.

Además, los padres o madres separados o divorciados con tres o más hijos, ya sean comunes o no, también se considerarán familia numerosa si están bajo su dependencia económica, aunque no vivan en la misma residencia.

Lo mismo ocurre con las familias formadas por dos o más hermanos huérfanos que estén bajo tutela, acogimiento o guardia, y convivan con el tutor, acogedor o guardador sin depender de ellos.

Otro grupo que puede acceder a la condición de familia numerosa son las familias de tres o más huérfanos mayores de 18 años, o dos huérfanos si uno de ellos tiene una discapacidad reconocida igual o superior al 33%, que convivan y dependan económicamente entre ellos. Por último, también se otorgará la condición de familia numerosa al padre o madre con dos hijos si el otro progenitor está fallecido.

Existen dos categorías diferentes de familias numerosas, que se distinguen por el número de hijos: las familias con cinco o más hijos se consideran de categoría especial, mientras que las demás familias se clasifican en la categoría general.

No obstante, hay algunas situaciones especiales que pueden calificar a una familia con menos de cinco hijos para la categoría especial. Esto incluye a las familias con cuatro hijos si al menos tres de ellos son fruto de un parto múltiple, adopción o acogimiento permanente o preadoptivo múltiple. También se incluyen en la categoría especial aquellas familias con cuatro hijos cuyos ingresos anuales, divididos por el número de miembros, no superen el 75% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) anual, incluyendo las pagas extraordinarias.

También es importante destacar que cada hijo con una discapacidad igual o superior al 33% o con incapacidad para trabajar cuenta como dos para determinar la categoría en la que se clasifica a la unidad familiar.