24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

El presidente de la Junta de Castilla y León critica al PSCyL por respaldar los argumentos de Sánchez de manera incondicional.

El presidente de la Junta de Castilla y León critica al PSCyL por respaldar los argumentos de Sánchez de manera incondicional.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha vuelto a prometer que su gobierno combatirá con determinación los ataques del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la Comunidad. A pesar del constante cacareo del PSOE, el gobierno regional no se amilanará y continuará defendiendo los intereses de Castilla y León.

Estas declaraciones fueron realizadas en respuesta a una pregunta del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca. Tudanca señaló que, a pesar de haber pasado por el "verano azul y el noviembre nacional", la Navidad había llegado y el gobierno socialista continuaba en el poder.

Fernández Mañueco defendió la gestión de Castilla y León, destacando aspectos positivos como el informe PISA que situaba a la educación de la Comunidad como la mejor de España y una de las mejores del mundo. También mencionó los avances en atención a la dependencia y la gestión de la sanidad pública.

Además, el presidente de la Junta aprovechó para resaltar la utilidad y eficacia de su gobierno de coalición con Vox, asegurando que actualmente Castilla y León cuenta con un gobierno que cumple sus funciones de manera efectiva.

Luis Tudanca respondió advirtiendo que cada vez que Fernández Mañueco hacía estas reflexiones, se acercaba más a dinamitar la legislatura. Criticó el hecho de que Castilla y León haya estado en el centro de atención por motivos negativos, mencionando la peineta de Mañueco, el protocolo antiaborto, los discursos de odio y la ruptura del Diálogo Social, entre otros problemas.

Tudanca también mencionó que Castilla y León es la única región que no ha tramitado sus Presupuestos, lo cual demuestra, según él, la falta de gobierno y gestión por parte del ejecutivo regional.

A pesar de estas críticas, el portavoz socialista propuso un pacto con Mañueco para abordar el tema de la salud mental en la Comunidad, considerándolo como uno de los asuntos más importantes a enfrentar. Concluyó diciendo que esperaba que el próximo año Castilla y León dejara de estar en el centro de atención por acciones negativas y que el gobierno regional se enfoque en generar cosas positivas.