24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Escándalo en Renedo (Valladolid): Residente bajo investigación por el mal uso de ultrasonidos para perturbar a los perros en una urbanización.

Escándalo en Renedo (Valladolid): Residente bajo investigación por el mal uso de ultrasonidos para perturbar a los perros en una urbanización.

La Guardia Civil de Valladolid está llevando a cabo una investigación sobre un vecino de Renedo de Esgueva por su presunta implicación en un delito relacionado con la protección de la flora, fauna y animales domésticos. Se sospecha que este individuo utilizaba un dispositivo de emisión de ultrasonidos, conocidos como ahuyentadores, para alterar a los perros de una urbanización cercana.

La denuncia fue presentada por una vecina de la urbanización, quien observó durante meses cómo los perros se alteraban de manera significativa cada vez que alguien pasaba por su fachada. Los perros se mostraban nerviosos y continuaban ladrando sin cesar.

En uno de esos días, la vecina pudo presenciar cómo alguien apuntaba con un dispositivo hacia su casa y en ese momento los perros comenzaron a ladrar desesperadamente y a correr de manera muy agitada por el jardín, según informaron fuentes de la Guardia Civil.

Después de conocer los hechos, se realizó un dispositivo de vigilancia en la zona que permitió identificar a un vecino de Renedo de Esgueva como responsable de esta situación.

Más adelante, se inició la investigación como presunto autor de un delito de maltrato animal por utilizar ahuyentadores mientras paseaba, lo cual alteraba significativamente el comportamiento de los perros de las viviendas por las que pasaba. Estos dispositivos de ultrasonidos pueden causar daños a los animales.

Estas actividades están consideradas como delitos relacionados con la protección de la flora, fauna y animales domésticos, conllevando una pena de tres meses y un día a un año de prisión, además de una inhabilitación especial de uno a tres años para cualquier profesión, oficio o comercio relacionado con la tenencia de animales.

La Guardia Civil está llevando a cabo las diligencias pertinentes que han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Valladolid y también ha informado a la Fiscalía de Urbanismo y Medio Ambiente de Valladolid.