24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Exedil de Bobadilla enfrenta juicio por falsa rotura de aguas

Exedil de Bobadilla enfrenta juicio por falsa rotura de aguas

El pasado lunes, durante la vista oral por un caso de estafa en la Audiencia de Valladolid, la acusada fue evacuada al Río Hortega después de alegar una supuesta rotura de aguas.

La Audiencia de Valladolid ha citado nuevamente a la exconcejala de Festejos de Bobadilla del Campo, Inés María F.S., para concluir el juicio por estafa este viernes. Se ha determinado que su alegación de rotura de aguas durante la vista del pasado lunes no fue real, y fue trasladada en ambulancia al Río Hortega donde alertó sobre la pérdida de líquido amniótico.

Contrario a lo que se creyó, no hubo rotura de aguas ni ninguna complicación relacionada con su embarazo de siete meses. El embarazo es real y evidente, lo que no impide que la acusada vuelva al banquillo este viernes en la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial, donde se le juzga por hacerse pasar por funcionaria de Hacienda para transferir pagos a su propia cuenta que una amiga realizó para eliminar un embargo de la vivienda que quería vender.

Después del espectáculo inconcluso de la vista iniciada el pasado lunes, con testimonios y solo algunas pericias pendientes, el tribunal sentenciador ha establecido que se continuará el juicio este viernes. En caso de no celebrarse en los próximos treinta días, el juicio debería repetirse desde el principio. Esta será la cuarta suspensión sufrida por el caso.

En la reanudación del juicio, una médica forense estará presente para evitar sorpresas, según fuentes jurídicas informaron a Europa Press.

La última suspensión ocurrió cuando la exconcejala, que ya había declarado ante el tribunal, solicitó un receso para ir al baño. Sin embargo, el juicio no continuó debido a su supuesta rotura de aguas y su traslado de emergencia al Río Hortega. Sin embargo, más tarde se comprobó que el líquido amniótico seguía intacto.

La acusada, que volverá al banquillo este viernes a menos que surjan nuevas contingencias, se enfrenta a una posible condena de entre tres años y seis meses y seis años de prisión por el delito de estafa. Esto es lo que solicitan tanto el fiscal como la acusación particular. Sin embargo, la acusada mantuvo su inocencia en su declaración ante el tribunal el pasado lunes.

La exconcejala admitió la amistad que tenía con Sheila, la supuesta víctima, debido a que sus hijos asistían a la misma guardería en Medina del Campo. Explicó que en septiembre de 2019, la mujer le mencionó que había heredado un piso pero que no podía venderlo debido a una deuda de 10,000 euros.

Negó haberse identificado como empleada de Hacienda y explicó que solo actuó como intermediaria entre su amiga y un inspector a quien conocía. Afirmó no haber tenido más participación en el asunto y no ofreció ninguna explicación lógica sobre cómo Sheila obtuvo su número de cuenta bancaria para realizar los pagos mensuales destinados a eliminar la deuda del piso y poder venderlo sin cargas.

Por otro lado, las presuntas víctimas de la exconcejala de Festejos del PP en el Ayuntamiento de Bobadilla, Sheila, su madre y su pareja, fueron muy claras al acusar a Inés María de hacerles creer que era funcionaria de Hacienda para quedarse con los pagos que la familia ingresó en su cuenta bancaria, pensando que iban al fisco.