24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

"Faconauto destina 11 millones para renovar 4.500 vehículos en Castilla y León"

En Valladolid, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) ha presentado una propuesta ambiciosa: la Junta de Castilla y León liderará la descarbonización del parque automovilístico de la Comunidad mediante un plan de ayudas a la renovación que incluirá el achatarramiento de unos 4.500 vehículos de más de diez años para el año 2024, con una inversión de 11 millones de euros.

La presidenta de Faconauto, Marta Blázquez, expuso esta iniciativa en la II Jornada de Automoción de Castilla y León, donde se reunieron los principales concesionarios de la región en la sede de la CEOE en Valladolid.

Blázquez destacó que el parque automovilístico de Castilla y León es el más antiguo de toda España, con una edad media superior a los 16 años, una situación que no corresponde con las necesidades ni el potencial de la Comunidad.

Por tanto, instó al Gobierno regional a implementar un plan de renovación similar al de la Xunta de Galicia, que ya ha permitido achatarrar alrededor de 1.200 vehículos de más de diez años en menos de un mes.

Para llevar a cabo este plan, la Junta tendría que destinar 11 millones de euros en un año, a los cuales se sumaría una contribución por parte de los concesionarios, quienes recibirían una cantidad fija de ayuda por cada vehículo que se acoja al plan y adquieran un vehículo nuevo de cualquier tecnología, a cambio de achatarrar uno de más de diez años.

Esta inversión permitiría achatarrar más de 4.500 vehículos y vender la misma cantidad de vehículos de cualquier tecnología. Además, según los cálculos de Faconauto, la recaudación fiscal para la Junta sería de alrededor de 13 millones de euros, con un retorno total de 24 millones de euros considerando las administraciones nacional y municipal.

La presidenta de Faconauto resaltó que con la eliminación de 4.500 vehículos en 2024 se lograría un ahorro de 9.200 toneladas de dióxido de carbono, equivalente a una reducción ponderada de emisiones del 63% durante la vigencia del plan, contribuyendo así a la descarbonización y a la eliminación de vehículos contaminantes en desuso.

Blázquez enfatizó la importancia de promover la electrificación, que aún se encuentra por debajo de la media nacional y muy lejos de la media europea en Castilla y León. Por ello, solicitó que las ayudas para la compra de vehículos eléctricos sean accesibles de inmediato, y que se establezca un mapa de puntos de recarga público, único y conocido para facilitar la transición hacia vehículos más sostenibles.

Estas propuestas de Faconauto buscan no solo impulsar la renovación del parque automovilístico en Castilla y León, sino también mejorar la calidad del aire, fomentar la descarbonización y abordar la transformación del sector automotriz en un momento de cambio de paradigmas y regulaciones.

El sector de la automoción representa un 20% del Producto Interior Bruto (PIB) en Castilla y León, por lo que la renovación del parque automovilístico se vislumbra como una oportunidad crucial para seguir creciendo de forma sostenible y adaptarse a las nuevas tecnologías y demandas de un mercado en constante evolución.