Festival folclórico 'El Mariquelo' inunda la Catedral de Salamanca con su vibrante tradición

Festival folclórico 'El Mariquelo' inunda la Catedral de Salamanca con su vibrante tradición

SALAMANCA, 31 Oct.

El folclorista Ángel Rufino de Haro, conocido popularmente como 'el Mariquelo', ha vuelto a cumplir con su tradicional ascenso a lo alto de la Catedral de Salamanca. Desde la Torre de las Campanas, acompañado por su gaita y el tamboril, ha interpretado su popular charrada y ha aprovechado para hacer un llamado a la paz en Oriente y en Ucrania, así como para pedir por los enfermos de ELA y parkinson.

Pasadas las 11.30 horas ha iniciado la subida, rodeado por otros folcloristas y personas vestidas con el traje típico de Salamanca y de otras ciudades que se han congregado para presenciar el encuentro.

Una vez en lo alto, ha hecho una parada en la terraza para saludar a las cientos de personas que se encontraban en la Plaza de Anaya y sus alrededores, quienes asistían al tradicional acto.

A continuación, ha vuelto a salir por la pequeña ventana que da acceso a las agujas del reloj de la Catedral y, desde la 'Campana de la O', ha expresado su deseo de paz en el mundo. También ha pedido por la investigación en el campo de la salud y ha dedicado una mención especial a las personas que luchan contra enfermedades como ELA o Parkinson. Finalmente, ha concluido con su actuación musical y ha soltado una paloma blanca desde lo alto.

Respecto a la tradición, Ángel Rufino de Haro ha recordado en declaraciones a Europa Press que su origen se remonta a 1755, año en que tuvo lugar un terremoto en Lisboa que causó numerosos daños materiales en Salamanca, aunque no se registraron víctimas mortales. Desde entonces, la familia de 'los mariquelos' ha ascendido a la Catedral para mostrar su gratitud a Dios y también para verificar si el edificio sufrió daños, lo cual llevó a reforzar la torre debido a algunas grietas y una ligera inclinación.

Tags

Categoría

Castilla y León