24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Inequidad judicial: Seis meses de condena para una mujer por invadir la casa de su ex, mientras que él solo recibe tres meses por agresión física.

Inequidad judicial: Seis meses de condena para una mujer por invadir la casa de su ex, mientras que él solo recibe tres meses por agresión física.

La sentencia de conformidad alcanzada ha evitado el juicio con jurado que se iba a celebrar este viernes en Valladolid.

En una decisión controvertida, la Audiencia de Valladolid ha condenado a una mujer a seis meses de prisión por delito de allanamiento de morada. La acusada irrumpió en la casa de su ex en Rueda, impulsada por las sospechas de que él estaba con otra persona. Por su parte, el antiguo novio, reaccionó a la irrupción propinándole una patada por la espalda y ha sido sentenciado a tres meses de cárcel por delito de lesiones.

Estas condenas han sido pactadas por los abogados de la expareja y el fiscal del caso, evitando así la celebración del juicio con jurado popular que había sido fijado debido a la naturaleza de los hechos.

El acuerdo estipula seis meses de prisión para Lorena V.V. por allanamiento, aunque inicialmente se le pedían 21 meses por coacciones. Además, se le prohíbe acercarse a su exnovio, su domicilio y lugar de trabajo a una distancia inferior a 500 metros durante un año y medio. Por su parte, Jorge F.G. se ha conformado con tres meses de cárcel por lesiones y las mismas restricciones de acercamiento hacia su antigua compañera sentimental.

Además de las condenas, Jorge deberá cubrir los gastos de asistencia sanitaria prestados a la víctima por parte del Sacyl, en caso de que sean reclamados.

Los hechos ocurrieron el 28 de noviembre de 2021, luego de la ruptura de la relación sentimental de la pareja. Ese día, Lorena se presentó en el domicilio de su ex en Rueda y llamó al timbre en reiteradas ocasiones sin obtener respuesta, a pesar de que él se encontraba en la vivienda.

Horas más tarde, la acusada regresó al lugar para confirmar si Jorge estaba acompañado de otra mujer. Entró al dormitorio abriendo la ventana y alumbrando con la linterna de su móvil hacia el interior. En ese momento, el exnovio llamó a la Guardia Civil y logró que Lorena se retirara.

Horas después, la acusada regresó nuevamente a la vivienda. Aprovechando que él había dejado la puerta de entrada entreabierta para que saliera el perro, ella ingresó al interior y se dirigió al dormitorio, donde encontró a otra mujer en la cama. En un acto de ira, Lorena tiró objetos de una mesa, lo que desencadenó que Jorge la empujara para que se fuera y, mientras ella estaba de espaldas, le propinara una fuerte patada que la tiró al suelo.

Como resultado de la agresión, la mujer sufrió un traumatismo en el costado izquierdo y ansiedad reactiva.