La Guardia Civil salva a una perra atrapada en el río Cadagua, en Villasana de Mena (Burgos)

La Guardia Civil salva a una perra atrapada en el río Cadagua, en Villasana de Mena (Burgos)

En un emocionante rescate, la Guardia Civil logró salvar a una cachorra de apenas tres meses, mestiza de labrador y mastín, que se encontraba atrapada en la orilla del río Cadagua en Villasana de Mena (Burgos), según informaron fuentes del Instituto Armado.

Los hechos tuvieron lugar cuando una patrulla del Seprona de la Guardia Civil recibió una llamada de una mujer que escuchaba constantes ladridos y aullidos de un perro provenientes de la orilla del río Cadagua.

Una vez que los agentes llegaron al lugar, ya de noche, con la ayuda de sus linternas buscaron y encontraron al animal. Desesperado, intentaba subir inútilmente por un muro de piedra para escapar de su "cárcel" natural. Se encontraba en una porción de tierra rodeada de zarzas y una tapia de piedra de unos 12 metros de altura, sin posibilidad de acceso por ningún otro lado.

Del otro lado del río, el acercamiento también resultaba imposible debido a la distancia y al caudal del río tras las últimas precipitaciones. Además, cualquier error en el intento de rescate podría hacer que el perro cayera al río principal y fuera arrastrado por la corriente.

El único acceso seguro era desde la pared de piedra, por lo que uno de los efectivos, con la ayuda de su compañero, se descolgó parcialmente para acortar la distancia y tratar de atrapar al perro.

Después de más de veinticinco minutos y varios intentos, los agentes lograron capturar a la cachorra con la ayuda de un mástil con un lazo en su extremo, así como varias cuerdas para activar el mecanismo de cierre del artilugio. Finalmente, lograron izarla hasta un lugar seguro.

Desafortunadamente, la lectura del microchip arrojó resultados negativos. Sin embargo, gracias a las investigaciones realizadas por los agentes, pudieron localizar al propietario y aclarar la situación.

Noa, como se llama la cachorra, se había escapado de su dueño el día anterior durante su primer paseo. Asustada por la presencia de otro perro, se soltó del collar y corrió hasta caer al río. Nadando, logró alejarse y desaparecer.

El dueño la buscó y pidió ayuda a los vecinos, pero sin obtener resultados. A pesar de todo, la valiente cachorra logró subirse a esa porción de tierra firme y sobrevivir.

Tags

Categoría

Castilla y León