La invaluable información de millones de palentinos desde hace siglos reposa en el Archivo Diocesano de Palencia.

La invaluable información de millones de palentinos desde hace siglos reposa en el Archivo Diocesano de Palencia.

El Archivo Histórico Diocesano de Palencia, con una clara vocación de preservar la memoria histórica, ha inaugurado su nueva sede ubicada en la calle San Marcos de la capital. En este impresionante espacio, se albergan documentos que abarcan desde 1563 hasta 1875, proporcionando información detallada sobre más de 1.700.000 palentinos.

La magnitud de este archivo es impactante, con 12.000 carpetas que contienen aproximadamente 27.000 libros, incluyendo registros de parroquias de toda la provincia. Cada carpeta alberga entre cuatro y cinco libros, y en algunos casos, incluso más.

El director del Archivo, Dionisio Alonso, ha explicado que estas diócesis han guardado estos libros históricos durante cinco siglos, cumpliendo la obligación impuesta por el Concilio de Trento de documentar por escrito los sacramentos celebrados en cada parroquia, como los bautizos y matrimonios. Esta medida tenía como objetivo controlar, por ejemplo, las uniones consanguíneas.

"Estos libros nos ofrecen un testimonio gráfico de quiénes eran las personas que habitaban en la provincia en aquel tiempo, con quiénes se casaron, hasta que, en 1875, la potestad fue traspasada a los ayuntamientos por el ordenamiento civil", destacó Alonso.

El archivo se convierte en un recurso invaluable para aquellos que deseen explorar la historia de Palencia y sumergirse en los matrimonios, nacimientos y actividades cotidianas de los palentinos hace casi 500 años.

Por el momento, solo una parte del archivo está digitalizada, y son los 92 voluntarios los encargados de llevar a cabo esta tarea. Cada día, registran alrededor de 1.700 libros, y se espera que para el mes de febrero, toda la base esté incorporada y accesible para que las personas puedan buscar información sobre sus antepasados y solicitar fotografías.

Además, el director del Archivo resaltó que estas solicitudes también se pueden hacer a través de internet, y para sorpresa de muchos, ya se han recibido 70 peticiones desde Argentina y Cuba, de personas que buscan datos sobre sus familias.

Categoría

Castilla y León