24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

La Junta invierte más de 832.000 euros en una nueva zona de BTT y senderismo en Las Médulas.

La Junta invierte más de 832.000 euros en una nueva zona de BTT y senderismo en Las Médulas.

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, a través de la Fundación Patrimonio Natural, ha publicado hoy el procedimiento de licitación para la creación de la zona 'MTB Las Médulas', en la provincia de León. Esta nueva zona de turismo activo y deportivo se unirá a Zona Alfa León y a las que se están creando en las provincias de Soria y Segovia.

Con el objetivo de dinamizar y propiciar el desarrollo rural en diferentes áreas de Castilla y León, la Consejería ha licitado por un importe de 832.310,26 euros la creación de una nueva zona de bicicletas de montaña en Las Médulas. Concretamente, esta nueva ruta de senderismo - MTB habilitará el trazado íntegro del canal CN-2 de la red de abastecimiento de Las Médulas.

El recorrido con casi 60 kilómetros unirá la localidad de Peñalba de Santiago (Ponferrada) con el yacimiento arqueológico de Las Médulas. La actuación dotará a la zona de un potente instrumento de desarrollo turístico que complementará a los ya existentes en Las Médulas, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1997.

Tras 2000 años de abandono, el estado de conservación del canal CN-2 es muy variable. Este va desde perfectos cortes picados en la roca, tramos convertidos en caminos, zonas de bosque cerrado, hasta puntos desaparecidos por deslizamientos, pasos de arroyos... por lo que la obra se ha dividido en diferentes tramos buscando una homogeneidad de la actuación.

En la vertiente norte de los Montes Aquilianos se han realizado ya algunos trabajos previos de acondicionamiento sobre el canal CN-2 apoyados por el Ayuntamiento de Ponferrada y distintas asociaciones y juntas vecinales de las localidades de Peñalba, Montes, San Clemente, Valdefrancos, Villanueva y San Adrián de Valdueza. La actuación principal ha sido la realizada para unir Peñalba de Santiago con San Adrián de Valdueza por el canal CN-2, el más alto de la red septentrional de Las Médulas.

El resultado de estas actuaciones ha supuesto iniciar el desarrollo de casi 20 kilómetros de ruta por este canal, con diversas ramificaciones para el acceso a las diferentes localidades que jalonan el trazado, la mayoría situadas muy por debajo del mismo.

La intervención ha sido efectuada en su mayor parte por grupos de voluntarios que se emplearon a fondo en la habilitación de una ruta de senderismo-bicicleta, consiguiendo unos resultados ejemplares en este singular paraje.

El objetivo principal de este proyecto, que aglutina los intereses de varias entidades locales, es la continuidad de la puesta en valor de este elemento patrimonial en la vertiente norte de los Montes Aquilianos, en la que se quiere dar forma a la unión física por una gran ruta de senderismo-bicicleta entre Las Médulas y la localidad de Peñalba de Santiago, utilizando el canal CN-2 del Monumento Natural como eje principal, lo que daría lugar al establecimiento de un recorrido señalizado e interpretado de 60 kilómetros, al que sería necesario añadir las diferentes salidas y entradas al recorrido principal desde las localidades próximas al trazado.

Para ello se va a tomar como modelo y punto de partida lo ya realizado entre las localidades de Peñalba de Santiago y San Adrián de Valdueza, recuperando los trazados del canal CN-2 hasta alcanzar la mina de oro romana en su parte superior, Campo de Braña, a 978 metros de altitud, donde las aguas de este canal se unían a las del C-4, procedente de Corporales y del lago de Truchillas. El trazado del canal CN-2 discurre por los términos municipales de Ponferrada, Priaranza del Bierzo y Borrenes.

La intervención básica consiste en el desbroce manual de la caja del canal y el establecimiento de una "huella" que permita una cómoda circulación por el trazado original.

En el caso de que este haya sido convertido en "carril" la actuación se limitaría al desbroce de la vegetación, reparación de muros donde sea necesario para facilitar la circulación por el canal y recuperación de los pasos en los arroyos principales. Se tendrá especial cuidado en la preservación de las especies arbóreas mayores.

En los trabajos de limpieza y acondicionamiento se respetará la integridad de los restos del canal, con especial cuidado al muro de cierre, que es la parte más débil de la estructura, reconstruyéndose adecuadamente en aquellos puntos que sea necesario.

En todo momento se evitará golpear la roca de caja original con cualquier tipo de herramientas metálicas o maquinaria para preservar con el máximo de detalle las huellas de los instrumentos con los que fueron realizados, que se conservan habitualmente a lo largo de todo el recorrido.

Estos trabajos de desbroces y acondicionamiento serán supervisados por un arqueólogo, para garantizar el adecuado desarrollo de los trabajos y que los canales no puedan sufrir deterioros.

Una vez realizada la apertura del corredor de acceso se acondicionará el firme de éste nivelándolo horizontalmente respecto de la pendiente del terreno y retirando aquellas rocas y tierras que puedan haberse deslizado hacia la caja del canal con el paso del tiempo. La nivelación se efectuará en forma continua y con una ligera caída hacia el borde exterior del canal, evitando las zonas de depresión en donde se producirían encharcamientos en épocas de lluvia.

Dadas las condiciones del terreno y la vegetación existente, el desbroce afectará por lo general a especies de monte bajo como brezos, escobas, jaras... preservándose todas las especies arbóreas que se encuentren en el trazado y no supongan un obstáculo evitable (robles, encinas, alcornoques, abedules, servales, etc).

En los lugares donde el canal se haya visto gravemente afectado por la dinámica natural de laderas y arroyos se estudiarán de forma detallada las soluciones a adoptar para mantener la continuidad del recorrido, preservando en lo posible la esencia de la obra hidráulica romana.

Junto con el desbroce y limpieza la caja del canal para uso peatonal y cicloturista, se pretende ampliar la oferta de este último uso mediante la habilitación de varias rutas de MTB, que de una u otra forma tengan continuidad a través del Canal Romano CN-2, principalmente entre el Pico de la Aquiana y las localidades de San Clemente y San Adrián.

Todas las actuaciones se acompañarán de la señalización correspondiente de acuerdo con este tipo de rutas y homologadas por IMBA.