24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

La ludopatía de la empleada de Villamarciel y Villavieja, considerada como atenuante en el juicio por malversación.

La ludopatía de la empleada de Villamarciel y Villavieja, considerada como atenuante en el juicio por malversación.

En el caso de Esther M.R, la ex auxiliar administrativa de Villamarciel y Villavieja del Cerro, se ha confirmado su culpabilidad por quedarse con cerca de 160.000 euros de fondos públicos de ambas entidades locales menores. A pesar de que la acusada ya había admitido su responsabilidad, el jurado considera que su conducta fue influenciada por una ludopatía leve.

El veredicto se centra en determinar si la ludopatía de Esther afectó de manera significativa sus facultades volitivas e intelectivas, y la respuesta del jurado ha sido que solo tuvo un impacto leve en su comportamiento.

El jurado, de manera unánime y rápida, ha determinado que Esther es culpable de un delito continuado de falsedad en documento oficial y malversación. Sin embargo, la mayoría de los miembros han sugerido la remisión condicional de la condena y la posibilidad de indulto debido a las penas consideradas excesivas por las acusaciones.

La acusación pública ha mantenido su petición de condena de cuatro años, seis meses y un día de prisión, sin aceptar la posibilidad de indulto para la acusada. Por otro lado, el acusador particular ha mantenido su solicitud de ocho años de privación de libertad y el pago de una indemnización por malversación.

La defensa, por su parte, había solicitado la absolución de Esther o una condena mínima, argumentando la eximente completa de la acusada. Tras el veredicto, han pedido una condena mínima y la remisión de la misma.

La magistrada encargada de dictar sentencia deberá tomar en cuenta el veredicto del jurado, que se centraba en la imputabilidad de Esther debido a su ludopatía. La acusada admitió haber desviado fondos de ambas entidades menores en beneficio propio debido a su adicción al juego.

Esther desvió cerca de 160.000 euros de fondos públicos, parte de los cuales fueron transferidos a cuentas personales y pagos en efectivo que no se ingresaron en las arcas municipales. La acusada alegó que su adicción al juego la llevó a cometer estos actos, con la esperanza de resolver sus problemas personales y familiares.

El secretario interventor delegado del Ayuntamiento de Tordesillas describió la situación de las entidades locales como "catastrófica", con escasos fondos para pagar facturas básicas. La Fiscalía de Valladolid inició la investigación en 2019, con críticas hacia la falta de colaboración de Esther para esclarecer los hechos.