Madre condenada en Valladolid por incumplir régimen de visitas, cumplirá dos años de prisión

Madre condenada en Valladolid por incumplir régimen de visitas, cumplirá dos años de prisión

VALLADOLID, 28 Nov. - El Juzgado de lo Penal 3 de Valladolid ha impuesto este martes una condena a una joven identificada como J.L. La condena consiste en dos años de prisión, aunque no será cumplida de forma efectiva, y una inhabilitación de cuatro años para el ejercicio de la patria potestad sobre su hija, quien es menor de edad. La razón de esta condena es que la mujer sustrajo a la niña del régimen de visitas establecido por el tribunal luego de la ruptura de la relación de pareja.

Este caso llegó a una sentencia de conformidad entre la condenada, su expareja y la fiscalía del caso. El acuerdo fue alcanzado y firmado minutos antes del juicio, que finalmente no se llevó a cabo a petición de las tres partes involucradas. Este acuerdo puso fin a la disputa que la pareja había mantenido desde mayo de 2021.

De acuerdo con el acuerdo alcanzado, la encausada J.L. se reconoce como autora de los delitos de sustracción de menor y desobediencia, y asume su responsabilidad por los mismos. Por el delito de sustracción de menor, ha sido condenada a dos años de prisión y cuatro años de inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad sobre la niña. Por el delito de desobediencia, deberá pagar una multa de 270 euros.

La condena impuesta es menor a lo solicitado por la acusación pública y particular, quienes pedían tres años de cárcel para la condenada. Además, como parte de la responsabilidad civil, la condenada también deberá pagar una indemnización de 5.000 euros a su expareja por daños morales, una cantidad menor a los 10.000 euros que inicialmente se solicitaban.

La mujer no ingresará a prisión debido a que se ha contemplado la suspensión de la ejecución de la pena por un periodo de tres años. Durante este tiempo, la condenada deberá abstenerse de cometer cualquier delito y deberá informar al tribunal sobre cualquier cambio de domicilio.

En la breve vista llevada a cabo, el juez del Penal 3 ha reconocido el "buen acuerdo" alcanzado por la defensa de la condenada y ha anunciado su disposición a estudiar la posibilidad de reducir o eliminar la inhabilitación de la patria potestad, basándose en una reciente sentencia del Tribunal Supremo. Esto se hará en beneficio de la menor y se tomará en cuenta un informe que será elaborado por el Equipo Psicosocial de los Juzgados.

La sentencia surge a raíz de los hechos ocurridos tras la ruptura de la relación entre J.L. y su expareja, quienes son padres de una niña nacida el 17 de enero de 2020. Los incumplimientos de la primera cláusula del régimen de visitas establecido en el convenio regulador, homologado por el Juzgado de Primera Instancia 13 de la capital vallisoletana el 29 de septiembre de 2020, llevaron a esta situación.

Según el convenio, la madre tenía la custodia de la niña hasta que cumpliera tres años, y se estableció un régimen de visitas progresivo durante el primer año. Sin embargo, el régimen de visitas se rompió el 1 de mayo de 2021, cuando la condenada decidió de forma unilateral, debido a motivos laborales, cambiar de residencia y trasladarse con la niña de un pueblo de Valladolid a Alicante. Esto interrumpió la relación entre la niña y su padre.

A pesar de los requerimientos para que la madre regresara a la niña a Valladolid, con la advertencia de que de no hacerlo quedaría bajo la custodia del padre y se expondría a cargos de desobediencia, la mujer se mantuvo firme en su decisión. Como resultado, el padre no pudo disfrutar del régimen de visitas ni del periodo vacacional correspondiente.

A pesar de todas las resoluciones judiciales emitidas por el Juzgado de Familia de Valladolid, la condenada ignoró cada una de ellas. Esto a pesar de que el convenio regulador establecía que, en caso de cambio de residencia por motivos laborales, la custodia de la niña recaería en el otro progenitor.

Tags

Categoría

Castilla y León