Personas con parálisis cerebral exigen atención temprana para disfrutar plenamente de la vida.

Personas con parálisis cerebral exigen atención temprana para disfrutar plenamente de la vida.

VALLADOLID, 6 Oct. - Las personas con parálisis cerebral, acompañadas por sus familias y cuidadores y arropadas por parte de la Corporación municipal, se han concentrado este viernes en la Plaza Mayor de Valladolid para dar visibilidad a su situación y reclamar principalmente una atención temprana, "fundamental y decisiva" para marcar la diferencia entre tener autonomía personal en el futuro o no tenerla, en palabras del concejal de Personas Mayores, Familia y Servicios Sociales, Rodrigo Nieto.

Bajo el lema #HeNacidoParaVivirLaVida, estas personas con parálisis cerebral, en representación de las cerca de 2.200 diagnosticadas en Castilla y León, han aprovechado la celebración del Día Mundial de la Parálisis Cerebral para exigir que la atención temprana sea "un recurso universal, gratuito y multidisciplinar" que cuente con profesionales de fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, psicología y neuropsicología.

"A día de hoy no se cumple con los principios de la atención temprana: no es universal, porque el acceso a la misma depende de tu lugar de residencia y porque los modelos de intervención son diversos; no es gratuita para todas las personas, porque las listas de espera, los diagnósticos y valoraciones tardías no lo permiten, y no es multidisciplinar, porque los equipos profesionales no están completos", han lamentado las familias y las personas con discapacidad a través de un manifiesto al que han puesto voz Cristina, Lucía y Rocío.

"La atención temprana tiene que ser un servicio para la esperanza", han reivindicado también para recordar que entre los 0 y los 6 años se dan las mejores condiciones para el neurodesarrollo de un menor. "Sin embargo, muchas veces, la detección y el diagnóstico de la parálisis cerebral es tardía y limitada, sobre todo a causa de la insuficiente coordinación entre servicios y a las valoraciones parceladas", han lamentado.

Las familias y las personas con parálisis cerebral han hecho especial hincapié en que la atención temprana es un derecho y "el primer paso" hacia una vida de participación e independiente y han aprovechado esta concentración en su Día Mundial para dar visibilizar a su causa desde la premisa de que si no se les conoce, no existen, y de que si no existen no pueden pedir nada, como ha explicado Cristina Rodríguez.

"Ayer nació un bebé con parálisis cerebral. Ha nacido para vivir la vida. Para tomar sus propias decisiones. Para reír y para llorar. Para dar amor. Pare recibirlo. Para ser parte de nuestra sociedad", han concluido desde el Movimiento Asociativo ASPACE que ha insistido en que la vida independiente y el empoderamiento de estas personas vendrán marcados por la calidad de las intervenciones coordinadas a lo largo de sus primeros años de vida.

En este sentido, la gerente en funciones de ASPACE en Castilla y León, Elisa Cuerdo, ha destacado la labor desarrollada en los nueve centros repartidos en Castilla y León y ha hecho especial hincapié en la pluridiscapacidad de los afectados con un llamamiento expreso a la Administración para que no designe las ayudas por separado, como ocurre hasta ahora.

"Nos están dejando al margen de todo esto", ha sentenciado Elisa Cuerdo que ha insistido en que hay personas que necesitan "más de un tipo de ayuda" o "de una mayor intensidad" al mismo tiempo que ha pedido "más ayudas" para que las entidades puedan cubrir todos los servicios que prestan a las personas con grandes necesidades de apoyo a su pluridiscapacidad.

Categoría

Castilla y León
¡Sorpréndeme!