24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Polémica declaración de un oficial de policía: "La cárcel podría haberle salvado la vida a un adicto involucrado en falsificación de dinero"

Polémica declaración de un oficial de policía:

En la Audiencia de Valladolid se ha llevado a cabo un juicio contra un toxicómano acusado de distribuir billetes falsos de 20 euros. La situación del acusado ha sido comparada con la trama de la película "La cárcel os sienta tan bien", según el testimonio de uno de los policías que lo arrestó, quien aseguró que el encausado solo sigue con vida gracias a su encarcelamiento.

El protagonista de este juicio, Daniel V.D., es un "conocido" de la Policía Nacional del Barrio de Los Pajarillos. Durante el juicio, varios agentes testificaron sobre las circunstancias de las detenciones del acusado, que tuvieron lugar el 4, 12 y 15 de junio de 2022, por intentar utilizar billetes falsos en bares de Valladolid y Salamanca. Uno de los policías afirmó que Daniel es un toxicómano que se dedica a traficar con objetos robados y que su estancia en prisión ha mejorado notablemente su estado físico y apariencia.

El agente declaró que Daniel es un consumidor habitual y que, de no estar en prisión, estaría muerto. Durante el juicio, se reveló que el acusado fue arrestado el 12 de junio en posesión de tres billetes falsos de 20 euros y el 15 de junio fue detenido nuevamente con más moneda falsa, admitiendo que tenía la intención de utilizarla para financiar su adicción.

Previo a estos hechos, el acusado ya había sido arrestado el 3 de junio en Salamanca por los mismos motivos. Al día siguiente, la policía volvió a arrestarlo en Valladolid después de que el propietario de un bar en el barrio de Los Pajarillos se negara a cambiarle un billete de 20 euros que claramente era falso.

Durante su declaración, Daniel afirmó que encontró el dinero en un monedero tirado en el suelo y que desconocía que los billetes eran falsos. Sin embargo, el dueño del bar declaró que el acusado había intentado cambiar un billete falso en varias ocasiones y que desde el principio se dio cuenta de que no era legal, ya que la calidad del billete era muy baja.

La fiscal del caso inicialmente solicitaba una condena de cuatro años de prisión y una multa de 60 euros por intento de estafa, así como una multa adicional de 100 euros por tenencia de moneda falsa. Sin embargo, posteriormente modificó sus conclusiones para aplicar al acusado la atenuante cualificada de drogadicción, reduciendo la petición de pena por el primer delito a dos años y manteniendo la multa. Asimismo, también redujo la multa por el segundo delito, fijándola en 45 euros.

El acusado, actualmente en prisión por otro motivo, es viudo y tiene cuatro hijos y cinco nietos. Durante el juicio, mencionó que sufre de graves enfermedades y que recibe una pensión de menos de 500 euros al mes, con la cual ayuda a una de sus hijas.