24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Policía nacional condenada a seis años por tráfico desde su propia casa

Policía nacional condenada a seis años por tráfico desde su propia casa

La Audiencia de Valladolid ha emitido una sentencia condenatoria de seis años de prisión para la agente de la Policía Nacional O.R.G., acusada de traficar con drogas desde su domicilio en la calle Mieses junto a su pareja. Además, fue acusada de revelación de secretos al realizar consultas en aplicaciones policiales para verificar si estaban siendo investigados.

El tribunal ha impuesto una condena de tres años y seis meses por tráfico de drogas y dos años y medio por revelación de secretos, además de inhabilitarla para ejercer como Policía Nacional y una multa de 3.300 euros. La acusada no recibió la agravación especial por ser policía, según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.

La Fiscalía solicitaba una condena de casi once años de prisión y una multa de 17.300 euros para la agente, mientras que su pareja, C.A.G.G, llegó a un acuerdo para asumir una sentencia de tres años de prisión y una multa de 3.300 euros, en lugar de los cuatro años y medio y 6.000 euros iniciales demandados por el fiscal.

En el juicio, el novio de la acusada admitió toda la responsabilidad y afirmó que toda la droga encontrada en la vivienda era de su propiedad. La agente afirmó que no traficaba con sustancias y argumentó que ambos ocupaban habitaciones separadas, ya que su relación había terminado. Alegó desconocer las actividades de su pareja en su habitación.

La acusada declaró no tener necesidades económicas, insistiendo en que nunca traficó con drogas. También negó haber accedido a aplicaciones policiales para verificar si estaban siendo investigados, explicando que lo hizo por curiosidad o para probar las claves proporcionadas recientemente.

Las investigaciones policiales se iniciaron a raíz de informaciones recibidas en enero de 2023 sobre una pareja, donde la mujer era funcionaria, dedicada al tráfico de drogas en la vivienda de la calle Mieses. Tras cuatro meses de pesquisas con vigilancias y escuchas telefónicas, se descubrió que la vivienda era frecuentada por personas que acudían a comprar droga en diversas ocasiones.

Los agentes encontraron evidencias incriminatorias, como el uso de términos propios del narcotráfico en conversaciones telefónicas y mensajes de whatsapp, así como una habitación donde se hallaron efectos de ambos acusados. Una persona arrestada también admitió que les facilitaban la droga. La sentencia impuesta tras un exhaustivo proceso investigativo confirma la responsabilidad de la agente de la Policía Nacional involucrada en estas actividades ilícitas.