Recuperación de la muralla de Puebla avanza gracias a inversión de 235.000 euros.

Recuperación de la muralla de Puebla avanza gracias a inversión de 235.000 euros.

ZAMORA, 3 Ene.

Las obras continúan en el tramo de la muralla de Puebla de Sanabria, conocido como Muralla del Mariquillo, ubicado en la parte alta de la ciudad junto al castillo de los Duques de Benavente. Esta importante actuación cuenta con una inversión de 235.000 euros.

La Muralla del Mariquillo es considerada un yacimiento arqueológico de gran relevancia por su potencial en el estudio de la evolución de los sistemas defensivos de la población.

En este tramo en particular, el estado de las murallas había llegado a un punto de degradación significativo, provocando derrumbes parciales. El año pasado, se realizó una intervención preventiva con un costo superior a los 40.000 euros para evitar el riesgo de desplome ante los desprendimientos observados en el lienzo y el tamaño de las grietas.

Además, se ha implementado un proceso de levantamiento y documentación de esta sección de la muralla utilizando la Metodología BIM, que permite registrar el estado inicial y final de las obras en un modelo digital.

Como parte de los estudios previos antes de redactar el proyecto de actuación en la Muralla del Mariquillo, se realizó una excavación arqueológica en la plaza para determinar las características del subsuelo y evaluar la viabilidad de las propuestas, así como las medidas correctivas necesarias para proteger el patrimonio arqueológico.

Los resultados de esta excavación certificaron la existencia de restos constructivos asociados a la muralla, incluso a cotas muy superficiales. Esto ha llevado a minimizar los trabajos de excavación en la obra, siempre teniendo en cuenta la excavación arqueológica obligatoria para preservar el patrimonio subterráneo.

Entre los meses de octubre y noviembre se llevó a cabo un sondeo en el extremo occidental, donde se documentó la unión de dos muros, formando un ángulo en la muralla y una posible zona de acceso.

No se encontraron restos identificables del adarve. Se han realizado los pertinentes controles arqueológicos, incluyendo el desmontaje de elementos para una documentación completa. La labor arqueológica principal que aún está pendiente es la excavación del talud exterior.

La actuación comenzó en septiembre y se espera que esté finalizada el próximo mes de febrero. Hasta el momento se ha estabilizado el lienzo de la muralla, compatibilizando los trabajos con la documentación arqueológica. Actualmente, se están llevando a cabo las tareas de drenaje y evacuación de aguas, así como la pavimentación de la plaza.

En la restauración se están utilizando materiales y sistemas constructivos similares a los originalmente empleados, con el fin de preservar las características y la apariencia exterior de la muralla.

Esta obra permitirá detener el proceso de deterioro de la muralla, recuperar la solidez y estabilidad de los materiales constructivos, reparar los sectores afectados por deformaciones y desprendimientos, y eliminar las causas que han provocado los daños existentes.

Categoría

Castilla y León