Se concierta un refuerzo en la vigilancia contra la caza ilegal en la Sierra de Gredos con el objetivo de proteger la fauna y el ecosistema.

Se concierta un refuerzo en la vigilancia contra la caza ilegal en la Sierra de Gredos con el objetivo de proteger la fauna y el ecosistema.

ÁVILA, 24 Nov. - El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, ha presidido hoy la reunión de la junta consultiva de la reserva de caza Sierra de Gredos, donde se han tratado las propuestas para el plan de caza y las mejoras para el periodo 2024-2025 y donde se ha acordado reforzar la vigilancia de la caza furtiva, ya que daña la economía con hasta 500.000 euros cada año.

En un esfuerzo por proteger los recursos naturales y la economía de la región, se ha decidido destinar una inversión de 341.220 euros para aumentar los esfuerzos de vigilancia. Se contratarán seis profesionales que estarán equipados con aparatos de vigilancia nocturna y un dron equipado con cámaras con óptica en espectro visual e infrarrojos, con el objetivo de prevenir y combatir el furtivismo.

María Ángeles Prieto, presidenta de la Asociación de Propietarios de la reserva de la Sierra de Gredos, ha expresado su apoyo a esta medida, haciendo hincapié en la importancia de proteger los recursos naturales y la generación de ingresos para los pueblos de la sierra de Gredos que sufren de despoblación y falta de recursos.

Según Prieto, las pérdidas anuales causadas por la caza furtiva oscilan entre 300 y 500 mil euros, cantidades que superan los presupuestos de algunos pueblos de la región. Ante esta situación, la asociación se compromete a luchar en los tribunales contra cualquier acción que ponga en peligro los recursos naturales de la reserva.

En resumen, la reunión de la junta consultiva de la reserva de caza Sierra de Gredos ha concluido con la decisión de reforzar la vigilancia de la caza furtiva mediante una inversión de 341.220 euros. Esta medida cuenta con el apoyo de la Asociación de Propietarios de la reserva, quienes buscan proteger los recursos naturales y los beneficios económicos que la caza aporta a los pueblos de la zona. Además, se planea tomar acciones legales contra aquellos que intenten dañar los recursos naturales de la reserva. Las pérdidas económicas causadas por la caza furtiva se estima que alcanzan entre 300 y 500 mil euros al año, cifras significativas que subrayan la importancia de proteger esta reserva natural.

Tags

Categoría

Castilla y León
¡Sorpréndeme!