24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Trágica cifra de 119 fallecidos en 107 accidentes de tráfico en CyL durante 2023

Trágica cifra de 119 fallecidos en 107 accidentes de tráfico en CyL durante 2023

VALLADOLID, 5 Ene.

En el año 2023, las carreteras de Castilla y León se cobraron la vida de 119 personas en 107 siniestros mortales. Aunque esta cifra es 17 menos que el año anterior, aún continúa siendo un número alarmante. Además, otras 64 personas resultaron heridas de gravedad y tuvieron que ser ingresadas en el hospital.

Estas cifras son preocupantes, especialmente porque los desplazamientos de largo recorrido aumentaron un 2 por ciento, alcanzando un total de 448,7 millones de desplazamientos por carretera en todo el país. En Castilla y León, el parque de vehículos también aumentó en un 1,2 por ciento, llegando a 1,9 millones, mientras que el número de conductores disminuyó.

A lo largo del año pasado, se observó una disminución tanto en el número de siniestros mortales como en el número de personas fallecidas. Sin embargo, la letalidad media, es decir, el número de fallecidos por siniestro, disminuyó aún más. Hubo 266 días en los que no se registraron fallecidos, lo que representa una disminución de 8 días en comparación con el año anterior. En promedio, hubo 0,3 personas fallecidas diariamente en accidentes de tráfico.

En cuanto al tipo de vías, el 77% de las personas fallecidas perdieron la vida en siniestros ocurridos en vías convencionales, lo que confirma que tres de cada cuatro fallecidos se producen en este tipo de carreteras. Afortunadamente, el número de fallecidos en vías de alta capacidad disminuyó en comparación con el año anterior.

En cuanto al tipo de siniestro, la salida de la vía sigue siendo la principal causa de fallecimiento, con un total de 62 personas fallecidas, lo que representa el 52% del total. Por el contrario, disminuyó en un 40% el número de fallecidos en colisiones laterales y frontolaterales.

El incremento más preocupante se observa en los usuarios vulnerables, con un aumento del 21% en el número de fallecidos en comparación con el año anterior. Este aumento se debe principalmente a los motoristas, cuya mortalidad aumentó un 31%.

En cuanto a la franja de edad, el grupo de 45 a 54 años experimentó el mayor aumento en la mortalidad, con un total de 37 personas fallecidas, lo que representa el 31% del total. Este número es un 85% mayor que el registrado en 2022.

También es preocupante el aumento en la mortalidad infantil, ya que en 2023 se registraron cinco fallecidos en el grupo de edad de 0 a 14 años, la cifra más alta en los últimos 10 años. Por otro lado, el grupo de 65 años y más representa el 18% de las personas fallecidas, con un descenso del 45% en comparación con el año anterior.

En cuanto a la división por sexo, el 76% de las víctimas mortales fueron hombres (91), en comparación con el 24% de mujeres (28). Estas cifras son ligeramente inferiores a las del año anterior.

En términos de temporalidad, el 55% de los fallecidos se produjeron en días laborales, mientras que el 45% restante ocurrieron en fines de semana.

En cuanto al uso de dispositivos de seguridad, 15 personas que viajaban en turismos y furgonetas no hacían uso del cinturón de seguridad. Sin embargo, todos los motoristas y ciclistas llevaban casco.

En cuanto a la localización de los siniestros, Burgos y León registraron las cifras más altas de siniestralidad vial. Mientras que en Burgos se observó una disminución del 11%, en León se produjo un aumento del 85%. Por el contrario, Palencia tuvo la menor cifra de fallecidos, representando solo el 1% del total, con dos personas fallecidas.