24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

TSJ desestima absolución y ordena nuevo juicio por abuso a menor con discapacidad en Ávila

TSJ desestima absolución y ordena nuevo juicio por abuso a menor con discapacidad en Ávila

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha dado un paso importante en la lucha contra la impunidad en casos de abuso sexual al anular la sentencia de la Audiencia de Ávila por considerar que había una "motivación insuficiente" en el fallo original. Esto significa que un hombre de 33 años que había sido absuelto del delito de abusos sexuales sobre una menor de 16 años con discapacidad, tendrá que enfrentarse a un nuevo juicio.

La Sala de lo Civil y Penal del TJSCyL, con sede en Burgos, ha tomado esta decisión tras admitir un recurso de la acusación particular y del Ministerio Fiscal, quienes consideraban que la primera sentencia no había sido lo suficientemente contundente. De esta forma, se garantiza la imparcialidad en el proceso al ordenar que el nuevo juicio sea llevado a cabo por un tribunal integrado por magistrados distintos.

En octubre de 2023, la Audiencia Provincial de Ávila dictó la absolución del acusado, argumentando que las pruebas presentadas no eran suficientes para demostrar su culpabilidad. Sin embargo, la Sala considera que hay elementos claros que demuestran la existencia de un contacto sexual entre el hombre y la menor, lo que ahora deberá ser evaluado en un nuevo juicio.

Los hechos ocurrieron en diciembre de 2020, cuando el acusado y la menor se encontraron en un aparcamiento después de haber establecido contacto por redes sociales. A pesar de que el contacto sexual fue admitido por el hombre y confirmado por pruebas de ADN, el tribunal anterior no consideró que hubiera pruebas suficientes de que la menor se hubiera opuesto a dicho contacto.

Para los magistrados, es fundamental demostrar que el autor de un delito sexual realizó actos de contenido sexual a pesar de conocer la falta de consentimiento de la víctima. En este caso, existen dudas sobre si el acusado realmente estaba en condiciones de comprender la negativa u oposición por parte de la menor, lo que ha llevado a la anulación de la sentencia anterior.

Además, los magistrados no han encontrado pruebas sólidas de que el acusado se aprovechara de los problemas mentales de la menor, un aspecto clave para determinar si las relaciones sexuales fueron consentidas o no. Por lo tanto, la aplicación del principio "in dubio pro reo" ha sido determinante en esta decisión de anular la sentencia y ordenar un nuevo juicio en busca de justicia.