24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Castilla y León denunciará posibles perjuicios económicos mediante acción legal por una eventual Amnistía.

Castilla y León denunciará posibles perjuicios económicos mediante acción legal por una eventual Amnistía.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado que la comunidad autónoma acudirá a la vía judicial en caso de que se produzcan "privilegios" hacia aquellos que apoyen la investidura y "agravios económicos" hacia el resto de comunidades autónomas.

En su intervención en la Comisión General de Comunidades Autónomas, Fernández Mañueco ha afirmado que la aprobación de una ley de Amnistía representaría un "desprecio" y una "condena a resignarse" para aquellos que defienden la unidad de España. Según el presidente de Castilla y León, estos deberían "aceptar su servidumbre" frente a aquellos que imponen un pensamiento único, xenófobo y excluyente.

Fernández Mañueco ha llevado al Senado "la voz de Castilla y León" y ha dejado claro que todo aquello que afecta a España también afecta a la comunidad autónoma y le incumbe especialmente, ya que ha sido y sigue siendo un actor esencial en la cultura, la personalidad y la existencia de la nación.

El presidente regional ha destacado también la voluntad de Castilla y León de abrazar a todas las comunidades y tierras de España, construyendo juntos el gran proyecto llamado España, basado en la libertad, la igualdad y la solidaridad.

Fernández Mañueco ha expresado su preocupación por la situación actual de España, una España social, autonómica y diversa donde nadie es más que nadie. También ha manifestado su rechazo a la posible amnistía, calificándola de decisión irreflexiva, oportunista y demagógica que anularía al legislador, la Justicia y los logros de la Transición y la Constitución de 1978.

Según el presidente de Castilla y León, esta amnistía daría carta blanca a los beneficiados, permitiéndoles incluso llegar al derecho a la autodeterminación, y eximiría a los separatistas de respetar la ley, mientras se obliga a quienes defienden la Constitución a resignarse y aceptar su servidumbre frente a aquellos que imponen un pensamiento único, xenófobo y excluyente.

Ante esto, Fernández Mañueco ha afirmado que Castilla y León no se quedará callada y que acudirá a la vía judicial en caso de que existan agravios derivados de privilegios hacia quienes apoyen la investidura de Pedro Sánchez, como la condonación de deuda o favoritismos en el sistema de financiación autonómica.

El presidente de la Junta ha enfatizado la importancia de no tener españoles de primera ni de segunda y ha hecho hincapié en que no se puede negociar el marco de convivencia establecido en la Constitución, retorciéndola por la puerta de atrás y negociando con unos pocos para imponer lo que no está en la Carta Magna.

Fernández Mañueco ha concluido advirtiendo que la igualdad de los españoles no es negociable y que no se puede aceptar privilegios para unos en perjuicio de otros, calificando estas acciones como infames. Además, ha planteado la pregunta de hasta dónde está dispuesto a llegar el presidente Pedro Sánchez, ignorando los principios constitucionales básicos con tal de conservar su poder.