Fiscalía insiste en sentencia de cuatro años para detenido en El Arroyo con 101 gramos de anfetaminas

Fiscalía insiste en sentencia de cuatro años para detenido en El Arroyo con 101 gramos de anfetaminas

La Fiscalía de Valladolid sigue solicitando una pena de cuatro años de prisión y una multa de 6.000 euros para A.C.P, un residente de Arroyo de la Encomienda que fue arrestado en marzo de 2022 con 101 gramos netos de anfetaminas, una cantidad significativamente más alta de lo que se considera consumo habitual.

El juicio concluyó el miércoles en la Audiencia Provincial, donde el acusado solo respondió a las preguntas de su abogado. Se declaró politoxicómano y explicó que ha consumido sustancias como anfetaminas y ketamina durante aproximadamente cinco años, a una dosis diaria de dos gramos. También reveló que al ser interceptado por la Policía Local, acababa de dejar su casa después de una discusión amarga con su entonces pareja y se llevó una consola y otros efectos personales en el coche.

Los dos agentes que lo detuvieron declararon que acudieron al domicilio después de recibir una llamada informando de una discusión y de un intento de suicidio de la mujer con un cuchillo. Sin embargo, no pudieron entrar al edificio porque encontraron al acusado saliendo a bordo de un vehículo.

Los agentes identificaron a A.C.P. para interrogarlo sobre la pelea y, al verlo "muy nervioso", registraron el coche. Descubrieron que no tenía licencia de conducir y encontraron la sustancia ilegal, pero tuvieron que comprar una báscula de cocina en una ferretería para pesarla, ya que la que tenían era demasiado pequeña. La báscula utilizada registró un peso neto de aproximadamente 208 gramos brutos de anfetaminas, ocho gramos menos que el peso certificado más tarde por la máquina oficial empleada en el Área de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno.

En sus conclusiones, el fiscal considera que hay pruebas "directas" de que el acusado es culpable de posesión de sustancias para el tráfico, principalmente debido a la cantidad de 101 gramos, que es "notoriamente superior al consumo habitual". El fiscal rechaza la posibilidad de aplicar una atenuante debido a la toxicomanía del acusado, ya que no se ha demostrado que su adicción lo haya llevado a cometer el delito.

Por otro lado, la defensa del acusado mantiene que no hay pruebas suficientes y solicita su absolución. Argumentan que la detención inicial del acusado fue resultado de una discusión con su pareja, quien también consumía drogas. Por lo tanto, plantean la posibilidad de que la sustancia incautada pertenezca a su pareja o a ambos para su consumo personal. Además, destacan que el acusado no tiene antecedentes por tráfico de drogas y que los agentes no encontraron dinero fraccionado, báscula ni anotaciones de clientes supuestos.

Además, la defensa también señala que el informe sobre la droga realizado por Sanidad no ha sido validado durante el juicio oral.

En caso de ser condenado, el abogado de A.C.P. ha solicitado al tribunal que se le aplique una reducción de la pena debido a su adicción a las drogas, una circunstancia respaldada por un informe de ACLAD y una prueba de cabello realizada en su momento.

Tags

Categoría

Castilla y León