24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Salamanca es la excepción: los aeropuertos sufren una disminución de pasajeros tras la pandemia.

Salamanca es la excepción: los aeropuertos sufren una disminución de pasajeros tras la pandemia.

Los aeropuertos de la red de Aena en Castilla y León cerraron el año 2023 con cifras de pasajeros preocupantes. En comparación con el año 2019, la mayoría de los aeródromos registraron una disminución en el número de viajeros, con excepción del aeropuerto de Salamanca, que logró un aumento del 18,7 por ciento en comparación con el año previo a la pandemia. Según los datos proporcionados por Aena y recogidos por Europa Press, el aeropuerto de Burgos lideró la disminución de pasajeros en la región, con una disminución del 77,1 por ciento, seguido de los aeródromos de Valladolid (-16,2 por ciento) y León (-3,8 por ciento).

Si comparamos los datos de 2023 con los de 2022, todos los aeropuertos de Castilla y León experimentaron un aumento en el número de pasajeros. Destacó el repunte del aeropuerto de Burgos, que registró un aumento del 93,2 por ciento, seguido de los aeródromos de Salamanca (61,8 por ciento), León (40,9 por ciento) y Valladolid (21,5 por ciento).

En cuanto a los números totales, el aeropuerto de Valladolid fue el que registró el mayor número de pasajeros en todo el año, con 208.923, seguido del aeropuerto de León con 63.442 viajeros. Salamanca tuvo 21.083 pasajeros, mientras que Burgos se mantuvo como el aeródromo con menos pasajeros, con 4.053 en total.

Al analizar los datos de diciembre, solo el aeropuerto de Burgos experimentó un aumento en el número de pasajeros en comparación con diciembre de 2022 (+211,8 por ciento). Los otros aeropuertos sufrieron una disminución en el número de viajeros: Salamanca (-48,4 por ciento), León (-14,5 por ciento) y Valladolid (-4,6 por ciento). Solo Valladolid logró aumentar su número de pasajeros en comparación con el año previo a la pandemia (+13,7 por ciento), mientras que los demás aeropuertos experimentaron caídas significativas: Burgos (-85,7 por ciento), Salamanca (-76,8 por ciento) y León (-20,8 por ciento).

En diciembre, Valladolid registró 16.403 pasajeros, León 3.760, Burgos 2012 y Salamanca 116, según los datos proporcionados por Aena.

En cuanto a las operaciones aéreas, los aeropuertos de Castilla y León registraron un total de 40.196 operaciones en 2023, con un aumento significativo en Burgos, que experimentó un aumento del 588,1 por ciento en comparación con los datos prepandemia y un 23,4 por ciento más que el año anterior. Salamanca tuvo 8.253 operaciones, un 5,3 por ciento menos que el año anterior y un 18,5 por ciento menos que en 2019. Valladolid registró 6.533 operaciones, un 15,2 por ciento más que en 2019 pero un 10,2 por ciento menos que en 2022, y León tuvo 3.247 operaciones, un 17,7 por ciento más que el año anterior a la pandemia y un 1,1 por ciento más que el año pasado.

En diciembre, el aeropuerto de Burgos también lideró el número de operaciones en la región, con un total de 1.152, lo que representa un aumento del 192,4 por ciento en comparación con el año anterior a la pandemia y un 86,4 por ciento más que en 2022. Valladolid tuvo 318 operaciones (un 67,4 por ciento más que en 2019 y un 12,0 por ciento más que el año pasado), Salamanca tuvo 314 (un 25,2 por ciento menos que en el año anterior a la pandemia y un 85,8 por ciento más que en 2022) y León tuvo 177 (un 26,4 por ciento más que en 2019 y un 38,3 por ciento más que el año anterior).

En relación al tráfico de mercancías, solo se tienen datos para el aeropuerto de Valladolid, que registró 6.120 toneladas acumuladas en 2023, lo que representa una disminución del 43,6 por ciento en comparación con 2019 y del 3,1 por ciento en comparación con 2022.