El presupuesto de la Diputación de León se ve afectado por la disolución de Gersul, alcanzando los 214,6 millones de euros.

El presupuesto de la Diputación de León se ve afectado por la disolución de Gersul, alcanzando los 214,6 millones de euros.

El equipo de gobierno de la Diputación de León ha presentado hoy el proyecto de presupuestos de la institución provincial para el año 2024. Este presupuesto es el más alto de la historia, con un incremento del 23% con respecto al anterior.

La elaboración de este presupuesto ha estado marcada por la asunción del servicio de tratamiento de residuos, una vez disuelto el consorcio Gersul. El presupuesto alcanza la cifra de 214.666.470,81 euros, lo que representa un aumento de más de 40 millones.

El presidente de la Diputación de León, Gerardo Álvarez Courel, ha explicado que este presupuesto es el más complejo y complicado de los últimos años. Esto se debe al cambio en el programa de contabilidad y la transferencia de datos del anterior sistema, así como por la incorporación del servicio de residuos, que ha retrasado el proceso.

Courel ha destacado que este presupuesto es "vivo" y se verá modificado cuando se conozca la liquidación del presupuesto de 2023. En el capítulo de ingresos, se destacan los 129 millones del Fondo Complementario del Estado, otras transferencias corrientes, principalmente de la Junta de Castilla y León, con 35 millones, y tasas y precios públicos por una cuantía de 25,3 millones.

El diputado de Hacienda, Santiago Dorado, ha detallado que este presupuesto es uno de los más complejos que ha visto, principalmente debido a la asunción de la gestión de residuos, que ha obligado a "detraer" financiación de otras áreas de la institución.

En cuanto a los gastos, la mayor cuantía irá para gastos de Personal, destinando 62,4 millones de euros para el pago de las nóminas a los empleados de la Diputación. Además, con un incremento del 37%, la partida a gastos corrientes ordinarios se eleva a casi 80 millones de euros.

En cuanto a los gastos financieros, las transferencias corrientes suponen 23,8 millones, un incremento de 1,2 millones. La transferencia al Instituto Leonés de Cultura (ILC) está cifrada en 5,2 millones, un 5% más.

En transferencias de capital, se contemplan inversiones en el territorio rural por valor de 32,5 millones, destacando el Plan de Cooperación Municipal, el Plan de Juntas Vecinales y el Plan de Depuradoras Rurales.

El área social recibirá el mayor presupuesto, con 56,9 millones de euros, de los cuales casi la mitad irá destinada a los centros de atención especializada de la Diputación. La cooperación es el área que recibirá el segundo mayor presupuesto, con 32,4 millones.

Además, se contempla una partida inicial de cien euros para el proyecto de presupuestos participativos, aunque se estudiará si se continúa con esta experiencia.

Tags

Categoría

Castilla y León