24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Ganadería en Burgos bajo escrutinio: condiciones inaceptables para ovejas que conviven con excrementos y orina

Ganadería en Burgos bajo escrutinio: condiciones inaceptables para ovejas que conviven con excrementos y orina

BURGOS, 1 Dic.

La Guardia Civil ha interpuesto una denuncia contra el responsable de una explotación ganadera ovina situada en el Alfoz de Burgos debido a una serie de infracciones a la Ley de Sanidad Animal, la Ley de Patrimonio, la Ley de Aguas, la Ley de Caza, la Ley de Medicamentos, la Ley de Licencia Ambiental, la Ley de Bienestar Animal y la Ley de Animales de Compañía.

Hace unos días, la Comandancia de Burgos recibió una denuncia anónima que alertaba sobre las terribles condiciones en las que se encontraban muchos de los animales de una granja específica en el Alfoz de Burgos. El informe revelaba la situación precaria e insalubre de la finca, con montones de excrementos y charcos de orina donde vivían los animales, que eran mal atendidos y descuidados.

El Seprona asumió el caso y realizó rápidamente una exhaustiva inspección de las instalaciones para verificar la denuncia y descartar cualquier caso de maltrato animal, falta de cuidados, falta de salud animal u otras irregularidades que podrían constituir una infracción a la legislación vigente o al Código Penal.

En presencia del responsable de la finca, se recorrieron todos los rincones de la propiedad y se confirmaron, a simple vista, muchas de las condiciones descritas por la persona que hizo la denuncia, según informaron fuentes de la Guardia Civil a Europa Press.

Se encontró un exceso de animales en la explotación, superando el límite autorizado; los tres perros no tenían las vacunas obligatorias y estaban atados con correas demasiado cortas; se encontraron catorce perdices en cautividad y enjauladas sin el permiso correspondiente, además de otras especies como gallinas, palomas y pavos reales, dos hurones alimentados con restos de animales y el uso de medicamentos sin receta veterinaria.

Además, se descubrió la construcción de un pozo para extraer agua sin la autorización previa de la confederación hidrográfica correspondiente. También se encontraron cuatro jaulas trampa, una de las cuales estaba activa.

Al no poder justificar la posesión legal de estas jaulas -ya que su mera tenencia constituye una irregularidad, al tratarse de un método de caza prohibido por ser indiscriminado y masivo-, se confiscaron.

Se ha levantado un informe detallado de todas estas irregularidades, ya que constituyen infracciones a la legislación tanto a nivel autonómico como estatal, y se han puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

El Seprona llevará a cabo más visitas a la explotación ganadera para asegurarse de que se ha corregido la situación y que no se repiten las mismas conductas.