Izquierda Unida de Castilla y León denuncia el cierre veraniego de 335 camas hospitalarias, lo que provoca un aumento en las listas de espera y traslados a hospitales privados.

Izquierda Unida de Castilla y León denuncia el cierre veraniego de 335 camas hospitalarias, lo que provoca un aumento en las listas de espera y traslados a hospitales privados.

VALLADOLID, 10 Jul.

Izquierda Unidad en Castilla y León ha denunciado el cierre de 335 camas en los hospitales de la Comunidad lo que, a su juicio, se traduce en un "aumento de las listas de espera y derivaciones" hacia la sanidad privada.

A través de un comunicado remitido a Europa Press, la formación incide en que la Junta "no realiza una ponderación de las necesidades hospitalarias en verano", cuando, en sus palabras, la afluencia de turistas "es mayor y algunos pueblos duplican su población real".

"Los cierres se traducen en más derivaciones a hospitales privados y en un aumento de los seguros privados por la falta de atención y el aumento de las listas de espera", subraya.

Además, desde la formación lamentan la falta de transparencia de los datos de las derivaciones directas desde los hospitales y piden a la Junta que aporten datos.

"Estos datos han sido pedidos en múltiples ocasiones por nuestra organización en las Cortes, sin que el Gobierno de la Junta haya hecho un esfuerzo hasta el momento por avanzar en cuestiones de transparencia en este sentido", señala el coordinador de IU de CyL, Juan Gascón.

Para Izquierda Unida, estos cierres se deben "a la falta de personal y de previsión de la Junta", que no considera más opciones "que cerrar camas para dar vacaciones al personal", puesto que, a su juicio, "no cuenta con personal suficiente, y esto se debe a la falta de interés en solucionar el problema de las jubilaciones en el Sacyl, que ha mermado la plantilla en los últimos años, y que seguirá haciéndolo".

Categoría

Castilla y León