24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

El Tribunal Supremo respalda la ubicación de estaciones de monitoreo de calidad del aire por parte de la Junta

El Tribunal Supremo respalda la ubicación de estaciones de monitoreo de calidad del aire por parte de la Junta

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Valladolid ha rechazado el recurso presentado por Ecologistas en Acción contra la ubicación de las estaciones de la Red de Control de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León, según la sentencia emitida el 15 de diciembre de 2023.

La Red de Calidad del Aire, que depende de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, está compuesta por 22 estaciones automáticas que realizan mediciones de la calidad del aire utilizadas a nivel autonómico, nacional y europeo.

En un comunicado, la Junta recoge que la sentencia desestima las afirmaciones de Ecologistas en Acción, quienes sostenían que las estaciones de medición no estaban ubicadas adecuadamente, y rechaza sus solicitudes de cambio de ubicación de algunas estaciones de tráfico y del desdoblamiento de otras para medir el ozono y otras sustancias contaminantes por separado.

Según el Tribunal Superior de Justicia, la normativa no exige que las estaciones de medición del tráfico y del ozono deban ubicarse exclusivamente en puntos con mayor contaminación por concentración de tráfico, sino en aquellos que representen las concentraciones más altas a las que la población puede estar expuesta.

El objetivo de estas estaciones es medir el aire ambiente para determinar el impacto en la salud humana, no solo las emisiones del tráfico, calefacciones o industrias.

El Tribunal destaca que Ecologistas en Acción utilizó aparatos y metodología que no cumplen con la normativa técnica de medición y que los resultados obtenidos por ellos no son válidos ni ofrecen garantías de exactitud.

Respecto al desdoblamiento de las estaciones de ozono en ciertas localidades, la sentencia afirma que no es correcto debido a la zonificación realizada por la Administración y a las características poblacionales y territoriales de la comunidad.

La Junta explica que no existen grandes diferencias de contaminación entre diferentes puntos en lugares pequeños, por lo que no hay necesidad de separar estaciones. Además, el ozono es un contaminante secundario cuya concentración en Castilla y León es uniforme debido a su origen foráneo.

Por todo esto, la sentencia concluye que no se justifica el desdoblamiento de las estaciones para que unas midan el ozono y otras los demás contaminantes en ubicaciones diferentes, tal como pedía Ecologistas en Acción. Tampoco se ha demostrado que las mediciones realizadas por la Administración sean incorrectas o no cumplan con la normativa aplicable.

El consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, se muestra satisfecho con esta decisión judicial a favor de la Junta de Castilla y León, aunque advierte que solo será firme si Ecologistas en Acción no presenta un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.