24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Sentencia de prisión para tres ciudadanos chinos por enviar cannabis desde Valladolid a Holanda.

Sentencia de prisión para tres ciudadanos chinos por enviar cannabis desde Valladolid a Holanda.

La ciudadana china Lingli X. ha aceptado este lunes una condena de dos años de cárcel y una multa de 19.500 euros. Sus hijos, Quiongyu y Quiongxian L, también han sido condenados a tres años de prisión y una multa de 960.000 euros. Estas personas han reconocido ser culpables de integrar una banda criminal que fue desarticulada en noviembre de 2022. La banda utilizaba Valladolid como punto de escala y recepción de numerosos paquetes cargados de cogollos de cannabis que tenían como destino Holanda y Bélgica.

Estos tres condenados, acusados de tráfico de drogas sin causar grave daño a la salud pero en modalidad de notoria importancia, son los únicos que han llegado a un acuerdo con el fiscal del caso. Inicialmente, el fiscal pedía cuatro años y medio de prisión y multas de 1.500.000 euros para ellos. Además, se han apartado del procedimiento que continuará hasta el próximo viernes en la Audiencia de Valladolid contra otros cuatro presuntos integrantes de la banda, quienes también son de nacionalidad china.

Por su parte, Xiaojie Z, Feng X, Hongwu Z. y Wenjun Y. han rechazado el acuerdo propuesto por el fiscal. Los dos primeros enfrentan una posible condena de cuatro años y medio de prisión y multas de 1.500.000 euros, mientras que los otros dos podrían ser condenados a cinco años y tres meses de prisión y multas de 10.800 euros. Las defensas de los acusados han solicitado sin éxito la suspensión del juicio al alegar que la competencia correspondía a la Audiencia Nacional y, subsidiariamente, a la Audiencia de Madrid. Según argumentaron, los hechos ocurrieron en varias provincias incluyendo Madrid, Valladolid, Burgos, Salamanca y Zamora, y que las personas acusadas fueron detenidas en la provincia de Madrid, donde también se encontraban sus domicilios.

Sin embargo, la Audiencia de Valladolid ha considerado ser competente para el caso. Aunque se inició en Valladolid la investigación en febrero de 2022, se ha permitido que los cuatro acusados restantes declaren en el último día del juicio. Antes de su declaración, ya han declarado los policías que participaron en la desarticulación de la banda y los peritos.

Según informa Europa Press, un inspector de la Policía Nacional de Valladolid, instructor de la causa, ha declarado que la banda utilizaba una dinámica en la que recibían los cogollos de cannabis en los domicilios de los acusados en Rivas-Vaciamadrid. Posteriormente, se empaquetaban con remitentes falsos y se entregaban en empresas de paquetería de varias localidades de Castilla y León. Las cajas de cartón eran luego reenviadas a las oficinas de UPS en Valladolid para su recepción final antes de ser enviadas a Holanda y Bélgica.

La investigación comenzó cuando responsables de la empresa de paquetería UPS en Valladolid alertaron a la Policía Nacional sobre catorce cajas de cartón de gran volumen y poco peso que tenían como destino Holanda. Al inspeccionar las cajas, los agentes encontraron más de 100 kilos de cannabis. Las investigaciones posteriores permitieron identificar los vehículos utilizados por los acusados para el transporte de los paquetes.

Los acusados utilizaban múltiples empresas de paquetería en Castilla y León, todas con remitentes falsos y destinadas a Holanda y Bélgica. Para camuflar los cogollos, incluso utilizaban los mismos fulares que se encontraban en otras cajas intervenidas. Además, la policía localizó el lugar donde se preparaban las cajas con cannabis en Rivas-Vaciamadrid.

La operación antidroga incluyó registros en Madrid, donde se incautaron más de 300.000 euros, y se encontraron dos cajas preparadas con droga en Rivas-Vaciamadrid, además de sustancias ilegales en un piso en la capital.