CSIF CyL denuncia que la Junta de Castilla y León obtiene beneficios injustos a través de un reembolso de kilometraje considerado insuficiente para sus empleados públicos.

CSIF CyL denuncia que la Junta de Castilla y León obtiene beneficios injustos a través de un reembolso de kilometraje considerado insuficiente para sus empleados públicos.

El sindicato CSIF en Castilla y León ha denunciado que la Junta de Castilla y León está obteniendo beneficios a costa de sus empleados al abonarles solo 0,23 euros por kilómetro recorrido en la prestación de un servicio público. Según el sindicato, esto está generando pérdidas económicas para los trabajadores y por ello, ha exigido al Ejecutivo autonómico que modifique sus presupuestos para 2024 y destine 2,4 millones de euros adicionales para poder aumentar el pago del kilometraje a 0,31 euros.

Esta denuncia se basa en un estudio económico presentado por CSIF, en el que se evidencia que los empleados de la Administración regional están adelantando dinero para desplazarse en sus vehículos privados, pero luego reciben una indemnización que no cubre los gastos totales. Según CSIF, existe una diferencia comparativa con los empleados públicos dependientes del Estado, quienes reciben 0,26 euros por kilómetro después de un acuerdo adoptado por el Ministerio de Hacienda y Función Pública en julio.

El presidente autonómico de CSIF, Benjamín Castro, ha destacado que la Consejería de Presidencia acordó elevar el pago del kilometraje a 0,23 euros con el compromiso de equipararlo a los 0,26 euros aprobados para los empleados del Estado. Sin embargo, después de tres meses, la Junta no ha cumplido con este compromiso, afectando a un total de 7.000 trabajadores en Castilla y León.

Castro ha calificado la situación como una "burla" y ha reiterado la petición de aumentar el pago del kilometraje a 0,31 euros por kilómetro, lo cual requeriría enmendar los presupuestos para 2024 con 2,4 millones de euros. En caso de no hacerlo, afectaría a un colectivo que ya ha sufrido una pérdida del 25 por ciento del poder adquisitivo desde 2010.

Por su parte, el secretario autonómico de Relaciones Institucionales y Comunicación, Rodrigo Molledo, ha justificado el aumento en el abono por kilómetro recorrido debido al incremento de los precios de los hidrocarburos, que ha superado el 71 por ciento desde 2009. Molledo también ha criticado que la Junta está reduciendo cada vez más el dinero destinado a indemnizar a sus empleados, con un recorte del 44 por ciento en este rubro.

Según los datos proporcionados por CSIF, el gasto en kilometraje se ha reducido en un 27,98 por ciento entre 2018 y 2022, pasando de 5,2 millones de euros a menos de 4,6 millones de euros. Además, las dietas también han sufrido una reducción del 44 por ciento en el mismo periodo de tiempo.

El sindicato CSIF ha solicitado la eliminación de las diferencias entre grupos y subgrupos de empleados públicos en cuanto a las compensaciones, así como la revisión anual o bianual de estas cuantías previa negociación con las organizaciones sindicales. Según Molledo, esto es fundamental para evitar una situación injusta para los docentes y el personal sanitario, quienes son los más perjudicados y que proporcionan servicios básicos.

En conclusión, CSIF ha denunciado que la Junta de Castilla y León está obteniendo beneficios a costa de sus empleados al pagarles una cantidad insuficiente por el kilometraje y ha exigido una modificación de los presupuestos para aumentar el pago a 0,31 euros por kilómetro. Además, ha solicitado la eliminación de las diferencias entre grupos de empleados públicos y la revisión periódica de las compensaciones para garantizar una situación justa para todos los trabajadores.

Tags

Categoría

Castilla y León