24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Enresa iniciará el proceso de carga de contenedores de combustible gastado de Garoña a partir de la segunda mitad de enero.

Enresa iniciará el proceso de carga de contenedores de combustible gastado de Garoña a partir de la segunda mitad de enero.

Enresa comenzará a cargar los contenedores de combustible gastado de la central nuclear de Santa María de Garoña la segunda quincena de enero, en el marco del desmantelamiento de la instalación que comenzó con la transferencia de la titularidad el pasado 19 de julio. Así lo ha confirmado el responsable del desmantelamiento de la central, Manuel Ondaro del Pino, durante una visita informativa sobre el proyecto de desmantelamiento y clausura de la instalación.

Los contenedores de combustible gastado se almacenarán en el Almacén Temporal Individualizado (ATI), junto a otros residuos especiales. La central nuclear guardará tanto el combustible gastado como los residuos de alta actividad hasta el año 2073, fecha en la que se trasladarán a un Almacén Geológico Profundo (AGP).

Enresa cargará los contenedores restantes después de que Nuclenor llenara el primero antes de la transferencia de titularidad. El proceso de carga de cada contenedor durará dos semanas, según explicó Ondaro.

El proceso de desmantelamiento de la central nuclear incluye la gestión del combustible gastado, el desmontaje de los grandes componentes, la gestión de los residuos y la descontaminación de los edificios. Una vez finalizado el proceso, Enresa devolverá la instalación a Nuclenor en un plazo estimado de 10 años.

El coste del desmantelamiento se estima en 475 millones de euros, a los que se sumarán 180 millones de euros correspondientes al coste de los contenedores de combustible gastado. En cuanto al personal, se espera que alrededor de 286 personas participen en las diferentes etapas del proceso.

El máximo responsable del desmantelamiento aseguró que la seguridad está garantizada, con un equipo especial de protección radiológica y seguridad, así como un programa de formación para los trabajadores del proceso.

El desmantelamiento de la central nuclear de Santa María de Garoña es un paso importante hacia la transición energética y demuestra el compromiso de España con la reducción de la energía nuclear y el impulso de fuentes de energía más limpias y sostenibles.