121 personas arrestadas por delito de distribución de material pornográfico infantil; 3 detenidos en Valladolid, provincia española.

121 personas arrestadas por delito de distribución de material pornográfico infantil; 3 detenidos en Valladolid, provincia española.

La Policía Nacional ha llevado a cabo una importante operación en la que ha detenido a 121 personas en distintos puntos de España por distribución de pornografía infantil a través de una plataforma digital. Esta operación, clasificada como una de las más relevantes en el país, ha sido realizada por agentes de la Unidad Central de Ciberdelincuencia.

En total, se han realizado 125 registros en todo el país, en los que se han encontrado 368 discos duros, 114 memorias USB, 100 DVD's, 60 ordenadores y otros dispositivos informáticos. El material intervenido consta de 500 terabytes de contenido pornográfico protagonizado por menores de edad.

Los 121 arrestados, 118 hombres y tres mujeres, utilizaban la misma plataforma digital para obtener y compartir este contenido ilícito.

Uno de los arrestados en Madrid poseía más de dos millones de archivos de abusos sexuales contra niñas de corta edad. Los videos se caracterizaban por su alta violencia hacia las víctimas y estaban repartidos en diez discos duros.

En Alicante, se detuvo a un individuo que poseía gran cantidad de archivos con contenido sexual explícito de dos menores de edad. Durante el análisis de estos archivos, se descubrió que habían sido grabados en la vivienda del arrestado.

Tres personas fueron detenidas en Cáceres y Almería, y los jueces determinaron su ingreso en prisión debido a la cantidad de material encontrado en su posesión. Uno de los detenidos llegó a un acuerdo de conformidad por un delito de posesión y distribución de material de explotación sexual infantil, con una condena de cinco años de prisión.

En Valladolid, se llevaron a cabo tres registros en los que se detuvieron a tres personas por los delitos de posesión y distribución de pornografía infantil. En el análisis inicial de los dispositivos encontrados no se encontró ningún archivo con contenido pornográfico infantil, pero debido a la actitud del detenido se realizó un registro exhaustivo de su vivienda, resultando en el hallazgo de un disco duro de 1 terabyte y un pendrive con más de 1.500 archivos de video.

El detenido confesó eliminar cualquier rastro de pornografía infantil de su ordenador y escondía los archivos en lugares poco comunes ante un posible registro de las autoridades. Además, tenía antecedentes por exhibicionismo y provocación sexual en 1996, así como una investigación por corrupción de menores en 2011.

El material intervenido se encuentra en proceso de análisis por parte de la policía para identificar nuevas evidencias y posibles víctimas de abuso sexual. Esta operación ha contado con la colaboración de 46 unidades territoriales especializadas en ciberdelincuencia.

Tags

Categoría

Castilla y León