24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

Detenido en Valladolid por robo y agresión a otro hombre en la vía pública, así como a un oficial de policía.

Detenido en Valladolid por robo y agresión a otro hombre en la vía pública, así como a un oficial de policía.

VALLADOLID, 9 Oct.

Un varón de 40 años ha sido detenido en Valladolid después de propinar dos puñetazos en plena calle a otro hombre, de 49 años, al que robó la cartera y el móvil y, posteriormente, dar una patada en el tobillo a uno de los agentes que procedía a identificarle, según han informado fuentes de la Policía Municipal a Europa Press.

Los hechos se produjeron en torno a las 23.40 horas de este domingo, cuando una persona llamó a la Policía para informar de que en la esquina de las calles Empecinado y Padilla de Valladolid había una persona tendida en el suelo, con sangre en la nariz y en la camisa, y junto a él se encontraban otros dos varones, uno en aparente intención de ayudarle y otro separado unos metros.

El testigo también apuntó que creía haber visto como el hombre que estaba encima del herido le había sustraído algo del bolsillo.

Cuando llegaron los agentes al lugar, la persona tendida en el suelo parecía sufrir un ataque epiléptico, por lo que los uniformados reclamaron al que estaba junto a él que se quitara de encima.

Sin embargo, hizo caso omiso y además se puso "violento", por lo que los agentes le intentaron quitar de encima apartándole para poder atender al herido. El ahora detenido lanzó un puñetazo a un agente, sin llegar a impactarle, y le propinó una patada que le alcanzó en el tobillo, por lo que tuvo que ser reducido por los policías. Este último presentaba también un corte en la mano.

Los agentes solicitaron asistencia médica para ambos y cuando el herido con un golpe en la nariz estaba ya en la ambulancia explicó que se le habían acercado dos personas, y uno de ellos le había puesto una navaja en el pecho y le había exigido que le diera todo lo que llevaba encima.

La víctima dio un empujón a uno de los asaltantes, que se cayó y como, además del cuchillo llevaba un botellín de cerveza de la mano, se produjo un corte. En ese momento se levantó y dio dos puñetazos en la nariz y la frente al otro, que aseguró que a partir de ese momento no recordaba nada más.

Los policías recuperaron los artículos sustraídos, que eran una cartera y un teléfono móvil, que la víctima reconoció como suyos.

El ahora detenido, que también fue trasladado al hospital para ser atendido de un corte bastante profundo en una mano, mantuvo allí su actitud violenta y amenazó a los policías y a quienes le atendían: "os voy a matar, si tenéis mujeres e hijas las voy a matar a todas".

En definitiva, fue detenido por delitos de robo con violencia y atentado contra agente de la autoridad.

El testigo corroboró la versión de la víctima y relató que él circulaba en una moto por la calle y de pronto vio a un hombre caído en el suelo, por lo que se paró más adelante y observó a otras dos personas en el lugar. Uno de ellos estaba en actitud "vigilante" y el otro se había situado sobre el caído y le escucho exclamar "dónde tiene la cartera este hijo de puta".

Al percatarse de que había un testigo, el ahora detenido le dijo que llamase a una ambulancia para atender al herido, al que en realidad había causado las lesiones.