24h Castilla y León.

24h Castilla y León.

La Diputación de Valladolid y Cáritas unen fuerzas en 6 programas sociales, incluyendo uno dirigido a familias sin hijos.

La Diputación de Valladolid y Cáritas unen fuerzas en 6 programas sociales, incluyendo uno dirigido a familias sin hijos.

En el día de hoy, la Diputación de Valladolid y Cáritas han unido fuerzas en un convenio de colaboración que cuenta con una inversión de 75.000 euros, destinados a seis programas diferentes. Destaca especialmente uno que se enfoca en familias en situación de vulnerabilidad que, al no tener menores a su cargo, quedarían excluidas de otros programas de ayuda básica.

El presidente de la Institución Provincial, Conrado Íscar, junto al director de Cáritas, Guenther Eduardo Boelhoff, fueron los encargados de presentar esta iniciativa.

Íscar señaló que el convenio busca garantizar la continuidad y expansión, durante este año, de seis programas destinados a asistir a personas en situaciones especiales de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social.

El primero de estos programas consiste en la concesión de ayudas para el alquiler de viviendas de personas en riesgo de exclusión, derivadas de equipos de inclusión social.

El segundo programa comprende acciones formativas para promover el desarrollo personal y laboral de estos grupos, mientras que el tercero está dirigido a mujeres víctimas de violencia machista, brindándoles asistencia residencial.

El cuarto proyecto se enfoca en apoyar a menores en periodos vacacionales escolares, asegurando la cobertura de necesidades alimentarias básicas. El quinto programa otorga ayudas para el alquiler de viviendas a refugiados de Ucrania y de otros programas de reasentamiento de personas refugiadas.

Por último, el sexto programa busca apoyar a personas y familias en vulnerabilidad económica en Valladolid para la adquisición de alimentos y otros productos de primera necesidad, especialmente de productores locales, como parte del Programa Básico de Asistencia Material Básica.

Una novedad en este programa es la inclusión de personas y familias vulnerables que no cumplan con los requisitos del Programa Básico, como aquellos sin hijos a su cargo.

Enfatizando el compromiso desde 2013, Conrado Íscar resaltó la importancia de proteger a las personas más frágiles que viven en entornos rurales, fortaleciendo así el convenio ante las necesidades actuales.

Por su parte, Guenther Eduardo Boelhoff destacó la evolución positiva del convenio en los últimos 11 años, demostrando una mayor coordinación entre la Diputación y las entidades sociales.

Ambos resaltaron la importancia del apoyo del tercer sector en la lucha contra la exclusión social, reconociendo el papel fundamental de Cáritas y la Iglesia de Valladolid en la promoción de la solidaridad y la cohesión social.