La Guardia Civil arresta a trece individuos en una masiva operación contra el delito cibernético.

La Guardia Civil arresta a trece individuos en una masiva operación contra el delito cibernético.

BURGOS, 16 Oct.

Agentes de la Guardia Civil han llevado a cabo una importante operación contra el cibercrimen en España que ha resultado en la detención de trece personas y la investigación de otra más. Estas personas están siendo acusadas de cometer varios delitos relacionados con estafas, daños y accesos no autorizados a equipos informáticos, blanqueo de capitales, usurpación de identidad y pertenencia a grupos criminales.

Estos cibercriminales utilizaban diferentes técnicas delictivas que los expertos policiales conocen como "BEC" (Business E-mail Compromise), "smishing" como variación del "phishing" y la conocida como estafa del "hijo en apuros".

Según fuentes de la Guardia Civil, en los últimos meses se han recibido ocho denuncias por estafas relacionadas con el cibercrimen en la provincia de Burgos. Todas estas denuncias tenían en común el engaño con el objetivo de obtener dinero.

Las investigaciones llevadas a cabo a nivel individual por cada una de las víctimas, todas ellas residentes en Burgos, permitieron descubrir la existencia de varias organizaciones criminales dispersas por diferentes partes de España. Estas bandas operaban en localidades y capitales de provincia como Málaga, Alicante, Madrid, Murcia y Logroño, sin estar conectadas entre sí.

Los miembros de estas organizaciones contaban con múltiples entidades y cuentas bancarias nacionales y europeas para no levantar sospechas, distribuir el dinero estafado y dificultar su rastreo por parte de la policía.

El monto económico detectado en relación con estos delitos asciende a un millón de euros, de los cuales 452.000 euros corresponden a intentos de estafa. Sin embargo, la rápida respuesta de los investigadores permitió bloquear 451.000 euros, cantidad que ya ha sido devuelta a los afectados, entre los cuales se encuentran particulares, empresas y corporaciones locales en todo el territorio español.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial y el Equipo de la Comandancia de Burgos han sido los responsables de llevar a cabo esta macrooperación a nivel nacional, la cual ha permitido esclarecer un total de 17 delitos bajo el mismo patrón.

El método conocido como BEC consiste en un ataque a los correos electrónicos de las empresas, donde se intercepta un documento de pago entre el remitente y el destinatario. El número de cuenta real es modificado por el ciberdelincuente, quien luego transfiere la cantidad a una cuenta ilícita que ha creado previamente.

Por otro lado, en el caso del smishing, que es una variante del phishing, se utilizan mensajes de texto falsos para engañar a los usuarios haciéndose pasar por una entidad legítima. Mediante el engaño, se induce al usuario a descargar "malware" al hacer clic en un enlace, lo cual permite al delincuente robar información confidencial o retirar dinero de la cuenta.

Finalmente, también se observó el uso de una estafa conocida como "hijo en apuros". Mediante el envío masivo de mensajes a teléfonos móviles, los criminales intentaban engañar al receptor haciéndose pasar por su hijo necesitado de ayuda debido a un viaje en problemas. Solicitaban una determinada cantidad de dinero para solucionar la situación y regresar a casa.

Tags

Categoría

Castilla y León
¡Sorpréndeme!